Mundo

Crisis humanitaria

Valencia se prepara para recibir a 629 migrantes

España accedió a darle ingreso luego de que Italia y Malta le negara el ingreso al barco que los transportaba. Exhaustos, enfermos y sin comida, la pesadilla parece llegar a su fin. La mayoría provienen de países africanos. Entre ellos hay seis embarazadas y 123 menores no acompañados


Autoridades y equipos de emergencias preparaban este jueves su dispositivo en Valencia, España, para recibir a los más de 600 migrantes del buque Aquarius, algunos de ellos enfermos, agotados, y retrasados en su llegada por el mal tiempo en el Mediterráneo.

Cruz Roja Española anunció en un comunicado que “desplegará en las próximas horas en Valencia” sus equipos de emergencias, integrados por más de 70 personas que “ofrecerán atención sanitaria, psicosocial y bienes básicos” a los 629 migrantes rechazados por Italia y Malta.

Los equipos de Cruz Roja “también procederán a la identificación de menores no acompañados y de mujeres embarazadas o con niños y niñas de corta edad, que necesitarán especial apoyo y asesoramiento”, añadió.

El buque podría llegar el domingo a esta ciudad del este de España, dados los problemas que está teniendo en su travesía. Ayer el Aquarius, con poco más de 100 refugiados, y los dos navíos italianos que lo acompañan transportando al resto de las personas que fueron trasbordadas, tuvieron que cambiar de rumbo debido al estado del mar.

Según indicó a AFP la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) de España, en los buques van migrantes de 26 nacionalida-des, 23 africanas y tres asiáticas (Afganistán, Bangladesh y Pakistán). Entre ellos seis embarazadas, 123 menores no acompañados y 11 niños de menos de cinco años.

Los preparativos continúan del lado de las autoridades locales y el gobierno socialista español de Pedro Sánchez, que ofreció acoger el barco tras verse éste varado a unas 30 millas de las costas maltesas por el rechazo de Italia y Malta a abrirles sus puertos.

El caso del Aquarius ha provocado además una crisis diplomática entre Italia, desbordada por las llegadas continuas de migrantes desde Libia, y Francia, que criticó al gobierno de Roma, en el que participa la ultraderecha, por no abrir sus puertos a este buque.

España es actualmente la tercera vía marítima de entrada de inmigrantes irregulares en la Unión Europea, por detrás de Italia y Grecia.

En lo que va de 2018, más de 9.300 inmigrantes irregulares llegaron a las costas de España, más del doble que en el mismo período de 2017, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Hasta el 10 de junio, 244 personas perdieron la vida en el intento, frente a 61 del año pasado en las mismas fechas.
Ante la llegada el pasado domingo del buque a aguas italianas, Salvini ministro del Interior de línea dura de Italia y líder del partido de la Liga antiinmigración, llamó al país a “cerrar los puertos” y se comprometió a “detener el asqueroso negocio de la inmigración ilegal”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.