Edición Impresa, Política

Santa Fe

UPCN apuesta al bono de fin de año y descarta hacer un paro

Antes del encuentro con el gobierno provincial, el gremio de estatales adelantó que pedirá un extra de 5 mil pesos.


UPCN llevará a la mesa paritaria el pedido de un bono de fin de año de 5.000 pesos. Lo confirmó ayer su secretario general, Jorge Molina, después de que el ministro de Gobierno, Pablo Farías anunciara, el lunes, que la provincia retomará el diálogo con los gremios del sector público. El principal sindicato de estatales no realizará paros ni medidas de fuerza. “Somos realistas”, definió Molina, y agregó: “El país tiene que transitar una etapa de diálogo antes que de confrontación”.

Ante la pérdida del poder adquisitivo de los salarios respecto de la inflación, que en UPCN estiman será de 10 puntos a fin de año, el planteo en paritarias será tratar de conseguir un bono de 5.000 pesos para ser “consecuentes con la problemática planteada”, según indicó Molina.

“Venimos reclamando hace un mes la necesidad de establecer un bono de fin de año dadas las dificultades que tenemos para reabrir las paritarias en este momento y considerando la pérdida salarial que ha tenido todo el sector laboral en la Argentina, en particular el sector público”, sostuvo Molina a Radio EME.

Los estatales firmaron en marzo un aumento salarial de entre el 30 y el 32%, según la categoría. Pero, a diferencia de otros gremios como Amsafé y Sadop, no pretenden reabrir la discusión salarial –para que no se dispare la inflación, según evalúan– sino pedir un bono navideño.

Tal como planteó el gobernador Miguel Lifschitz, el titular del gremio mayoritario de trabajadores públicos piensa que es necesaria una ayuda nacional para que la provincia pueda afrontar el pago del bono: “Entiendo que la provincia está buscando referencias a nivel nacional, también se está discutiendo el bono para los estatales nacionales, y también ver qué tipo de auxilio financiero viene de la Nación”.

Molina reiteró que su gremio no hará paros: “Tenemos nuestra propia metodología y dinámica. De hecho los municipales y los docentes desde agosto que vienen con paros por la reapertura de paritarias, pero nuestro sector no se ha plegado porque entendemos que es bastante dificultoso en este momento lograr la reapertura de paritarias en el nivel nacional por el efecto inflacionario que podría llegar a tener y porque los trabajadores tenemos memoria: cuando el sector empresarial recompone los salarios un 10 o 15%, después traslada un 25% a los precios y así salimos perdiendo”.

Para pedir un nuevo aumento salarial, UPCN esperará hasta 2017: “Esperamos que se constituya la paritaria a principios del año que viene para, ya en un nuevo ejercicio económico, poder plantear una política salarial permanente y estable; mientras tanto estamos pidiendo este bono para compensar la pérdida salarial de este año”.

El gobierno nacional estimó que la pérdida de poder adquisitivo de los salarios será de siete puntos a fin de año. En UPCN no son tan optimistas: “Nosotros tenemos de enero a septiembre una inflación del 32%. Hicimos un acuerdo paritario que rondó el 30%. Todavía nos queda el último trimestre y en octubre va a levantar de nuevo la inflación, así que a fin de año vamos a estar en un 10% de desfasaje salarial en el ejercicio 2016”.

—¿Alcanza el bono para recuperar esa pérdida?

—El bono es algo extraordinario ante la imposibilidad de abrir la discusión salarial. Es un paliativo para que los compañeros puedan recuperar parte del poder de compra y pasar un fin de año en paz. Pero la política salarial definitiva es la que discutiremos en paritarias a partir de enero para todo 2017.

Fein: una huelga “inoportuna”

La intendenta Mónica Fein dijo ayer que el posible paro de 48 horas que anunciaron los empleados municipales, aún sin fecha, en reclamo de la reapertura de las negociaciones salariales en paritarias sería “inoportuno”.

Para la mandataria local, “es evidente que la inflación impactó en el salario de los trabajadores, pero el paro de la Festram lo considero inoportuno porque nos pone a los municipios en una discusión en la que no tenemos capacidad de respuesta porque somos el último eslabón”.

intendencia

Tras cumplir con un paro de 24 horas, gremios de toda la provincia nucleados en la Federación Santafesina de Trabajadores Municipales (Festram) dejaron picando la posibilidad de reforzar su plan de lucha en demanda de un aumento salarial de fin de año y amenazaron con realizar una medida de fuerza de dos días para la segunda semana de noviembre. Consultada al respecto, Fein rechazó la posibilidad de reabrir paritarias, aunque reconoció que la inflación viene carcomiendo el bolsillo de los asalariados. “El presupuesto que enviamos ya tiene un déficit aceptable, con lo cual aumentar la capacidad de pago significa aumentar el déficit”, dijo Fein en rueda de prensa durante una recorrida por barrio Polledo, en el noroeste de la ciudad.

Comentarios