Ciudad

Aniversario

Uno x Uno: el clásico encuentro de intercambio de tarjetas de la Musto celebra 10 años

En esta oportunidad, no habrá jornada presencial, pero los interesados podrán enviar sus tarjetas, realizar comentarios y descargar las obras de otros participantes hasta el 28 de septiembre.


A 10 años del primer Encuentro de Intercambio de Tarjetas, la Escuela Municipal de Artes Plásticas Manuel Musto habilitó una nueva edición del tradicional evento que, en esta ocasión y por las condiciones de aislamiento, se hará de manera virtual y a lo largo de varias jornadas. Para ello, se dispuso un álbum en la cuenta de Facebook de la escuela donde se compartirán las obras.

Las personas interesadas en participar podrán enviar sus tarjetas, hacer comentarios y descargar las obras de otros participantes hasta el 28 de septiembre. Las tarjetas de intercambio también se publicarán en las historias destacadas de la cuenta de Instagram de la Escuela.

Sobre la modalidad seleccionada para poder desarrollar el evento este año, el director y docente de la Musto, Daniel Andrino, mencionó que “se trata de adaptar los formatos a la realidad”, y destacó: “La emoción tiene una forma distinta, pero sigue siendo emotivo. Tiene que ver con la energía”.

En ese sentido, remarcó que la modalidad virtual de esta edición no reemplaza al encuentro presencial, y señaló: ”Yo quiero la alegría, la ansiedad de la gente hasta que se toca la campana para la entrega de las tarjetas, eso es irremplazable, pero no deja de tener una particularidad y una emoción que tiene lo suyo también”.

A modo de ejemplo, Andrino comentó lo que ocurrió meses atrás con la tradicional fogata de San Pedro y San Pablo que la escuela hace cada año junto a vecinas y vecinos de barrio Saladillo, en la zona sur de la ciudad. Este año, bajo la denominación Fogata al plato, el evento también tuvo su adaptación virtual.

“En la fogata virtual hubo momentos en que se me caían las lágrimas; lo virtual no fue un impedimento porque vos veías la energía detrás de cada pantalla, no era sólo un televisor. Acostumbrado al espíritu de la escuela, sabés que del otro lado hay alguien con una energía y un deseo puesto que se transmite”, sostuvo el director de la escuela.

La añoranza de lo presencial

A pesar de la adaptación al formato virtual y de la posibilidad de poder llevar a cabo la 10° edición del encuentro, hay cuestiones que quienes participan año a año del evento seguramente van a extrañar. No se trata sólo del intercambio de tarjetas, es mucho más que eso. Los mates y el café con torta, el sonido de la campana que anuncia el inicio del tiempo para el intercambio, o la posibilidad de sentir en las manos las tarjetas, esta vez no estarán presentes.

“Es más importante el hecho emotivo del intercambio y esa cosa lúdica de que yo entrego algo y me dan algo; la tarjeta individualmente no se convierte en un objeto estético; si bien es un objeto estético y simbólico, no estamos buscando la precisión de un conocimiento o una versatilidad de una técnica, sino la voluntad de participación”, remarcó Andrino sobre los encuentros que, generalmente, se hacen los terceros jueves del mes de septiembre en el patio de la escuela, de Bustamante 129.

Respecto a la dinámica de esos encuentros explicó que lo primero que hacen los participantes al llegar es entregar una de sus tarjetas (para participar es necesario elaborar una serie de al menos 30) a la escuela, que luego son colocadas en un pizarrón y son guardadas. “Es un día donde cada participante, puede ser alumno o no, va con su producción de tarjetas seriada que tienen que tener una similitud o una continuidad”, indicó.

“A una hora determinada se toca la campana y la gente, como si fuera que intercambian figuritas, va intercambiando una tarjeta personal con una de otra persona; con lo cual si vos llevaste 30 tarjetas tuyas terminás con 30 tarjetas de 30 personas distintas”, describió.

Andrini resaltó que cualquier persona puede participar, sin importar la edad, aunque sí debe adaptarse al formato de tarjeta en su tamaño, presentar una serie y aclarar en el dorso que corresponde al encuentro. “En principio las tarjetas eran con técnica de grabado, pero nosotros después lo ampliamos y se puede hacer con la técnica que uno quiera, fotografía, dibujo, macramé, de acuerdo a las áreas de la escuela”, dijo y recordó que incluso una vez una participante trabajó una producción de vitró, por lo que sus tarjetas eran de vidrio.

Todas las experiencias de los nueve años anteriores están documentadas y guardadas con un ejemplar de cada uno de los participantes de las respectivas ediciones y, según comentó, la idea era mostrarlas en el encuentro presencial en conmemoración del 10° Aniversario. Habrá que esperar un tiempo más, pero cuando el contexto lo permita, seguramente se realizará la muestra, con 9 pizarrones y un monitor, en el que se exhibirá la flamante edición virtual.

En definitiva, más allá de la añoranza de lo presencial, la décima edición del encuentro es una gran oportunidad para quienes ya son coleccionistas de tarjetas de intercambio. Y, para quienes nunca hayan participado de estos encuentros, esta puede ser una magnífica posibilidad para hacerlo por primera vez.

Instrucciones para participar de Uno x Uno

En este momento tan especial y de modo excepcional por el décimo aniversario, habrá algunas modificaciones en las reglas de juego.

* Enviar la foto de la tarjeta a [email protected] con la siguiente información: 10 Encuentro de Intercambio de Tarjetas Unos x Uno/ Nombre y Apellido/ Técnica/ Fecha/

Edición

*Se puede compartir una sola tarjeta para participar. La tradicional tirada de 36 ejemplares será reemplazada por una tirada abierta

*Puede enviarse un registro de una obra o participar con una tarjeta pensada en formato digital

*Para obtener una foto de calidad, que sea apta para descargar e imprimir, la misma debe ser fotografiada en un lugar con buena iluminación, cuidando el foco y el encuadre

*Las tarjetas de intercambio impresas deben respetar la medida de 6,4 por 8,9 centímetros, ya sea en formato horizontal o vertical. En el caso de que la obra sea diseñada de manera digital, el tamaño de lienzo debe ser de 756 píxeles por 1051 píxeles

Comentarios