Mundo

Ya hubo casos similares

Unicef condena boda de una menor en Malasia

Una adolescente de 15 años se convirtió en la segunda mujer de un hombre de 44 años en el estado rural y conservador de Kelatan.


Unicef condenó este miércoles la boda entre una adolescente de 15 años y un hombre de 44 en Malasia, donde ya hubo casos similares.

La adolescente, cuyo nombre no se hizo público, se convirtió en la segunda esposa del hombre en julio gracias a la autorización de un tribunal islámico en el estado rural y conservador de Kelatan, indicó la prensa local.

En junio, la boda de una niña tailandesa de 11 años de una familia pobre con un rico negociante de caucho de 41 años, también en Kelatan, desató una polémica en el país.

En Malasia, la edad legal para casarse es de 16 años pero las niñas musulmanas de menos edad pueden recibir la autorización de un tribunal religioso para casarse.

“Es inaceptable que de nuevo casen a una niña con un hombre mayor”, denunció Marianne Clark-Hattingh, la representante en Malasia del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en un comunicado.

Es urgente que el gobierno “ponga en marcha un cambio legislativo para prohibir esta práctica”, añadió.

La vice primera ministra de Malasia, Wan Azizah Wan Ismail, explicó que los servicios sociales se pusieron en contacto con la niña, que tiene 12 hermanos y hermanas y vive con sus padres en el distrito de Tumpat.

Sin embargo reconoció que no había posibilidad legal de oponerse a este tipo de bodas.

En Malasia los tribunales islámicos tienen potestad para dirimir asuntos familiares y religiosos de la población musulmana, que representa el 60% de los 32 millones de habitantes del país.

Según el periódico The Star, el padre de la niña dio su acuerdo para que su hija se case y huya de la pobreza.

“Estoy feliz y quiero hacer feliz a mi marido, es lo único que me importa”, dijo la niña en declaraciones al mismo periódico.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios