Edición Impresa, Policiales

Agrelo al 300

Una violenta entradera en el barrio La Florida

Hasta ayer a la noche no había detenidos, ni sospechosos. “No vimos nada. Después de las 8 no queda nadie en la calle”, contó una vecina de la zona.


Un vecino de barrio La Florida sufrió una entradera anteanoche, cuando un grupo de desconocidos lo sorprendió, se le metió en su casa y le robó Los ladrones lo golpearon, amenazaron a su madre y se llevaron dinero, electrodomésticos y un auto de alta gama.

“Él no tiene cuidados. Le tocan la puerta y abre como si nada. No tiene reja en el patio delantero. Acá el que se duerme es cartera”, contó un comerciante de La Florida, haciendo referencia a su vecino, que fue asaltado el martes a la noche. Es que la casa de la víctima, que está ubicada en Agrelo al 300, resalta sobre las demás de su cuadra.

Cuando todos sus vecinos cuentan con rejas, alambres de púa, sistemas de vigilancia e iluminación, la vivienda de Rubén, de 64 años sólo tiene un pequeño tapial de unos 50 centímetros, que limita la vereda del patio delantero y el garaje.

Según lo que contaron fuentes de la investigación, ayer, a eso de las 21, el hombre sacó la basura. Mientras se dirigía al contenedor se le aparecieron tres encapuchados armados, que lo tomaron por sorpresa, lo amenazaron y lo obligaron a entrar. Uno de los ladrones le dio un fuerte golpe en la cabeza con la culata de un arma. Luego se dirigieron hasta donde estaba su madre —una mujer mayor, que está postrada en una silla de ruedas— y lo amenazaron con asesinarla si no obedecía sus órdenes.

El trío abandonó la escena del crimen en un Audi A1 TFSI, propiedad de la víctima.

Llevaban consigo 3 mil dólares, 6 mil pesos, un teléfono celular y varios electrodomésticos.

El vehículo fue hallado horas más tarde, abandonado en Valentín Gómez al 2200, entre Baigorria y Perdriel.

Hasta ayer a la noche no había detenidos, ni sospechosos. “No vimos nada. Después de las 8 no queda nadie en la calle”, contó una vecina de la zona.

Comentarios