País

Una tragedia que se repite

Una turista se mató en Pinamar cuando el cuatriciclo que conducía se dio vuelta en un médano

Ocurrió en el límite con Costa Esmeralda. La víctima tenía 34 años. Con ella iban dos nenes y una amiga de 36 años que sufrieron lesiones leves


Una turista de 34 años, oriunda de Corrientes, murió este miércoles en Pinamar cuando el cuatriciclo que conducía se dio vuelta en un médano en el extremo Norte de la ciudad, en el límite con Costa Esmeralda. Hay dos menores de 2 y 7 años y otra mujer de 36 que resultaron heridos con politraumatismos leves: viajaban en el vehículo y fueron despedidos cuando volcó.

Fuentes de la investigación identificaron a la víctima como Agustina Queirel, oriunda de la capital correntina que estaba con los dos chicos, hermanitos de 2 y 7 años, y una amiga también oriunda de Corrientes.

Las fuentes consultadas dijeron que la víctima “cruzó del lado prohibido de circulación en la parte privada de los médanos, fuera del cordón seguro”.

El cuatriciclo que conducía la víctima “se dio vuelta cuando subía un médano” y la joven murió en el acto: el vehículo se le cayó encima. “No tenía casco”, ampliaron las fuentes.

La turista estaba alojada en Costa Esmeralda. Y cuando se accidentó no iba sola. Según explicó Esteban Maggi, Jefe de Seguridad de Playas de Pinamar, en diálogo con TN: “Se trasladaba con tres personas más: dos menores y una mujer en un predio privado en el Norte de la ciudad y conducían sin elementos de contención”.

Y amplió que la otra mujer “está fuera de peligro, con traumatismos en el hospital” local y los dos menores “fueron revisados por personal médico y no revisten gravedad”.

Maggi remarcó que en la zona hay controles, señalización, policías y personal de seguridad para impedir estos accidentes: “Tenemos una saturación de vehículos importante, y la gente no hace caso a las indicaciones del personal destacado en el lugar”.

Se calcula que cada temporada de verano circulan en el balneario 25 mil vehículos de playa, concentrados mayormente en la franja conocida como “La Frontera”, que limita con el Partido de la Costa y se extiende a lo largo de más de siete kilómetros.

Se trata de una zona de médanos con pocos paradores, donde suelen repetirse incidentes y donde el control público es limitado, ya que parte de la zona donde circulan los rodados es propiedad privada.

Comentarios

10