Ciudad, Gremiales

UN CONFLICTO QUE OLIÓ MAL

Una protesta de camioneros generó un mini basural en Pellegrini y Lagos

Una disputa entre dos empresas y gremios de recolectores de residuos terminó con un mini basural frente a la secretaría de Higiene Urbana. La intersección estuvo cortada hasta la tarde cuando el municipio intervino en la puja.  


Caos de tránsito, olor nauseabundo, bronca de vecinos y mucho malestar de automovilistas y motociclistas. Todo esto se vivió en Pellegrini y Ovidio Lagos, donde una protesta de recolectores de basura generó que se arme un mini relleno sanitario frente a la Dirección General de Higiene Urbana de la Municipalidad. El conflicto, tras seis horas, se resolvió antes que baje el sol cuando los recolectores pudieron ingresar a descargar al relleno y el municipio ordenó la limpieza de las calles.

El motivo de esta protesta fue una interna entre recolectores y gremios. Los trabajadores privados pertenecen a una empresa de recolección de grandes generadores, es decir, recolectan la basura que sale de los bares, clubes y restaurantes. Son empresas privadas a las que el municipio habilita. Cuando quisieron ingresar a la planta de Bella Vista se encontraron con una protesta de los recolectores domiciliarios y tuvieron que dar marcha atrás. Reclamaban que la privada estaba tomando servicios y rutas que les corresponden a la otra empresa.

Sin poder acceder al relleno sanitario y con los camiones llenos de basura, la empresa privada resolvió llevar el conflicto hasta la Dirección de Higiene Urbana, en Avenida Pellegrini y Lagos. Vaciaron los camiones y tiraron 24 toneladas de residuos en la puerta de la repartición municipal dejando montículos de basura de hasta dos metros de altura.

“El basural pertenece al municipio. Al no poder entrar fuimos a manifestar en la puerta donde tampoco hubo respuesta inmediata. Tuvimos una reunión y nos aseguraron que las empresas van a poder descargar”, dijo Rubén López, del sindicato de camioneros de Santa Fe.

Desde el municipio dijeron que se trató de un conflicto interno entre gremios del que no son responsables. Hicieron la denuncia en la Fiscalía por obstrucción del tránsito, y multarán a las empresas por el impacto ambiental y de salubridad que generaron con la medida.

Luego de una reunión entre funcionarios, gremialistas y trabajadores el conflicto se destrabó por la tarde. La empresa pudo ingresar al relleno sanitario, y el municipio ordenó la limpieza de la cuadra cuyo tránsito estuvo afectado durante unas seis horas.