El Hincha

#ClásicoRosarino

Una previa enrarecida: la irresponsabilidad de los responsables

Lo que pasó en la previa del Clásico fue un papelón que se dio por la irresponsabilidad de los que tienen la responsabilidad de que todo transcurra en paz. Opina Enrique Genovar


Lo que pasó en la previa del Clásico fue un papelón. Gracias a un puñado de tontos todo se enrareció. Pero, ¿quién puede ingresar a un vestuario a arrojar algo? Y más con un operativo que se arma con mucha anterioridad y que cuesta unos buenos pesos.

Lo que nadie piensa es en los hinchas. Aquellos verdaderos dueños de la pasión, los que sufren y se alegran de acuerdo a un resultado. Los que por ir a la cancha dejan un montón de cosas de lado y cuentan cada centavo para poder pagar la entrada.

No aprenden más. Y la semana previa a cada clásico aburre por la rutina. Reuniones, declaraciones políticamente correctas y todo lo de siempre. Pero después suceden cosas y tiran todo al diablo.

Hace pocos meses se tuvo que jugar el partido por la Copa en Sarandí y a puerta cerrada. Claro que después vino el bochorno del River-Boca y todo quedó archivado. Pero llegó un nuevo duelo entre Newell’s y Central, entre canallas y leprosos y pasó de nuevo.

Una vergüenza. Que se da por la irresponsabilidad de los que tienen la responsabilidad de que todo transcurra en paz. Pero es tan importante el Clásico en Rosario que, a pesar de que lo maltratan, se hace cada vez más fuerte.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios