Ciudad, Últimas

Prueba de velocidad callejera

Una picada causó la muerte de un hombre y de su pequeño hijo: fiscales descartaron un accidente

Los dos autos que venían por Avenida del Rosario en una aparente prueba de velocidad desde hacía unos 300 o 400 metros antes no tocaron los frenos en la intersección de las calles dónde se produjo el choque que dejó dos víctimas fatales


Otra vez las pruebas de destrezas en la calles de la ciudad se entrelazan con una tragedia que destruyó una familia. Un siniestro vial que dejó un hombre, su pequeño hijo fallecido y la madre del niño hospitalizada volvió al tapete el desprecio por la vida al frente del volante. Este lunes los fiscales del caso Valeria Piazza Iglesias y Walter Jurado dieron una conferencia de prensa dónde hablaron del caso y explicaron que la evidencia señala que se trató de una picada que quedó registrada en las cámaras de seguridad, aunque la calificación legal la terminarán de definir esta tarde pero descartaron que se trate de un homicidio culposo. Este martes uno de los involucrados será llevado a una audiencia imputativa, el otro sigue internado y será imputado cuando su estado de salud lo permita. La Fiscalía adelantó que pedirán la prisión preventiva para ambos. En un tremendo testimonio desde el hospital, la única sobreviviente del auto chocado reclamó justicia.

David, Valentino y Cintia hacían con habitualidad el mismo camino. Iban hasta la casa de la madre de Cintia en Alvear a dejar a Valentino porque ambos trabajaban. El sábado circulaban por Ayacucho, David iba al volante de un Citroen C3 negro. Cuando llegaron a avenida del Rosario fueron embestidos por un auto negro y otro de color blanco les pegó en el frente, contó Cintia durante una entrevista a Canal 3.

Sintió los trompos, su pareja intentó cubrirla y le pidió que agachara la cabeza. Fue su último intento de protegerla. Tras el choque la tragedia se hizo palpable, padre e hijo habían muerto. Los fiscales Valeria Piazza Iglesias y Walter Jurado contaron en una conferencia de prensa que el siniestro ocurrió 015 del sábado en zona sur. El auto que conducía David Pizorno circulaba por Ayacucho y por Avenida del Rosario venía el Renault Sandero al mando de Germán S- y el Citroen blanco de Paulo Andrés M. aparentemente corriendo picadas, dijeron.

A esa hora los semáforos estaban en intermitente y el impacto quedó registrado por las cámaras de seguridad del 911, también el recorrido previo de unos 300 o 400 metros de los dos autos que circulaban por Avenida del Rosario, explicaron. “Por ahora se dispuso la detención de ambos conductores” y Jurado agrego “las imágenes son bastante gráficas. Se ve el impacto, son registros fílmicos del 911 que toma todas las dinámicas. La picada es una hipótesis, hay evidencia pero hay que confirmarlo” y Piazza Iglesias agregó “si bien el tacómetro del Sandero quedo clavado en 120 kilómetros puede haber una movilidad por lo cual la velocidad se va a estimar en pericias técnicas”. Explicó que pidieron un adelanto del informe para la audiencia que se llevará adelante este martes contra el conductor del Citroen y que se realizará en base a las tomas de imágenes y la deformación que tuvieron los vehículos al momento del impacto.

En cuanto a lo que hicieron los conductores la fiscal dijo que de parte del conductor del Citroen blanco hay un esquive de parte del conductor del Sandero no. De ninguno de los dos hay frenadas en la esquina y agregó “presumiblemente venían haciendo prueba de velocidad y destreza”. Agregó que los informes municipales de ambos conductores respecto a multas e inhabilitaciones fue negativo, es decir que no cuentan con sanciones municipales al respecto.

Piazza Iglesias contó que tras el impacto el conductor del Citroen blanco fue sometido a un análisis de alcoholemia — había un control de tránsito en las cercanía — y dio negativo. Luego este joven contó que dejó su auto estacionado y se fue a la comisaría dónde dijo que escuchó el impacto, que estaba con el otro conductor pero no dio muchos detalles. No dijo que estaba corriendo picadas, aseguró la fiscal que agregó “tenemos que terminar de definir la carátula pero no va a hacer una calificación de homicidio culposo, va a hacer más gravosa”.

Cintia, desde su lugar de internación y a través de una cámara de Canal 3 pidió Justicia por su pareja y su hijo. Dijo que eran seres amados, felices, buenas personas. Contó que esto que está pasando es “lo peor que le puede pasar a una persona. Es mi único hijo. Le pido a los jueces que tienen mi causa que se ponga las manos en el corazón y hagan todo lo que tiene que hacer” pidió.

Comentarios