Edición Impresa, Espectáculos

Adelanto

Una película sobre otra fábrica recuperada

El realizador Miguel Mirra estrenó el documental La Cooperativa, la historia de la Unión Solidaria de Trabajadores, de Wilde, que frente al cierre de su fuente de trabajo, decidieron organizarse para funcionar como una cooperativa. La cooperativa llegará a Rosario a mediados del corriente mes.


El realizador Miguel Mirra estrenó el documental La Cooperativa, la historia de la Unión Solidaria de Trabajadores, de Wilde, que frente al cierre de su fuente de trabajo, decidieron organizarse para funcionar como una cooperativa. La cooperativa llegará a Rosario a mediados del corriente mes.

“Es una experiencia que es necesario difundir, para que otros trabajadores puedan construir su propia historia. No es fácil cambiar la lógica de la cabeza, de no depender de que otro decida por uno”, sostuvo Miguel Mirra en la rueda de prensa antes de su estreno en Buenos Aires.

Desde una mirada sensible y a partir de la palabra de los mismos protagonistas, Mirra relata aquí la historia de La Unión Solidaria de Trabajadores, dedicada al movimiento y mantenimiento de suelos y terrenos, desde sus comienzos, en plena crisis económica de principios de siglo, hasta el presente, incluyendo su lucha y sus logros, tanto en el plano económico como en el social.

“Tras 15 años de trabajo lograron un desarrollo económico y social tanto en su lugar de trabajo como en su barrio pocas veces visto. Me pareció que era una experiencia muy importante porque se sostuvo en el tiempo y fue creciendo con el bachillerato, la radio, el emprendimiento ecológico, y toda su actividad en la comunidad”, afirmó el realizador responsable de films como, entre otros,  La máscara de la conquista,  y Los ojos abiertos de América Latina.

Recuperar en comunidad

“La diferencia con otras empresas recuperadas, es que la UST se abre, sale a la comunidad y a todos aquellos que necesitan un apoyo en sus luchas y reclamos”, acotó Mirra acerca del film, que se presenta en el circuito de salas Incaa de todo el país. En relación a cómo surgió la idea de hacer esta película, contó: “Nos encontramos en diferentes actividades y empezamos una relación muy linda. Como el movimiento de documentalistas del que formaba parte teníamos una radio que no funcionó, entonces decidimos donar los equipos a la UST, así comenzó todo”, recordó.

“En este proceso me empecé a sentir como parte, y ahora estamos encarando otro documental en conjunto sobre la autogestión en diferentes áreas como lo cultural, lo comunicacional, lo deportivo, los clubes de radio. Estamos en la etapa de conceptualización, de una realidad que apareció en el 2000 y 2001 y que sigue creciendo como elección, como es el caso del teatro comunitario”.

Una cuestión de elección

“Es una elección –dijo Mirra–. En su momento se lo vio como una salida desesperada, pero cada vez es una elección más consciente, el camino para que los trabajadores en general puedan tomar el timón de sus vidas, con sus propias manos”.

En relación a qué significado tiene estrenar la película en un año de cambios en el plano político y social, expresó: “Para nosotros los documentalistas cuanto más crisis hay, más temas aparecen para poner sobre la mesa, empieza otra época de necesidad de explicar estas temáticas sociales desde distintas perspectivas, siempre tomando la frase que dice que no hay salvación sino es con todos”.

Comentarios