Edición Impresa, Policiales

Una pelea por el teclado de una PC terminó en tragedia familiar

Por Negui Delbianco.- Dos hermanos de 21 y 15 años se tomaron a golpes de puño y cuando otro, de 25, quiso separarlos, el menor lo mató de un puntazo.


Una gresca familiar tuvo un trágico desenlace anteanoche, cuando un adolescente de 15 años mató de un puntazo en la parte baja del tórax a su hermano mayor en el interior de una vivienda de barrio Copello, en el oeste de la localidad de Capitán Bermúdez, según fuentes de la investigación. Tras el crimen, el agresor –quien comenzó la discusión con su cuñada por el teclado de una computadora– se refugió de la furia de allegados y vecinos en el techo de la casa de Independencia al 200 hasta que fue trasladado a la seccional 2ª, para luego quedar a cargo de la Dirección Provincial de Niñez y Adolescencia, ya que por su edad no es punible.

Según fuentes policiales, un habitante de barrio Copello se comunicó a las 21.10 con el personal de la comisaría ubicada en Santiago al 800 para advertir que en el interior de una vivienda de Independencia al 200 había un muchacho herido de arma blanca. Cuando los uniformados arribaron al lugar, encontraron a los familiares de la víctima fatal junto a gran cantidad de vecinos en el frente de la vivienda. “Estas personas estaban enfurecidas e intentaban bajar del techo a un adolescente”, explicó un vocero del caso.

Una vez que los policías lograron poner al chico en resguardo, ingresaron al interior de la casa, donde encontraron en uno de los dormitorios el cuerpo sin vida de Leonel Marcos Sarria, de 25 años. “Los médicos del Sies intentaron sin éxito reanimar al joven que presentaba un fatal puntazo a la altura de la novena costilla”, prosiguieron.

De acuerdo con la investigación, minutos antes de las 21 de anteanoche, el chico de 15 años comenzó una discusión con su cuñada, Aynelén N., de 23, porque uno de sus hijos había tocado el teclado de la computadora del adolescente. Por su parte, el marido de la muchacha y hermano del señalado homicida, identificado como Oscar, de 21, intervino en la gresca y se tomó a golpes de puño con el chico.

“Entre empujones y sacudones, los hermanos se trasladaron del comedor hasta uno de los dormitorios. Justo en ese momento, Leonel llegaba de trabajar como custodio en una empresa privada de Capitán Bermúdez y quiso poner fin a la pelea”, reconstruyeron los pesquisas mientras agregaban que una vez que el hermano mayor pudo separarlos el adolescente tomó un cuchillo de cocina y le asestó el puntazo fatal.

“El muchacho murió en el acto como consecuencia de la lesión que provocó la hoja del cuchillo –la cual quedó doblada– cuando ingresó a la altura de la novena costilla y quedó tendido sobre la cama sin vida. Al advertir la situación, el agresor se refugió de las represalias de sus otros hermanos (en la casa también estaban además de los cuatro involucrados, dos familiares más, una hermana de 23 y otro adolescente, de 13)”, contaron las fuentes policiales.

A su vez, los pesquisas explicaron que por orden del magistrado a cargo del Juzgado de Menores del Distrito 12º de San Lorenzo se le realizó un control de alcoholemia al adolescente, el cual dio negativo, y se lo derivó a las autoridades de la Dirección Provincial de Niñez y Adolescencia.

Tras realizar la correspondiente autopsia, el cuerpo de la víctima fatal fue entregado a los familiares ayer al mediodía para que despidieran sus restos, agregaron los investigadores.

El caso quedó a cargo del Juzgado de Menores de San Lorenzo junto con la colaboración del personal de la comisaría 2ª, con jurisdicción en Capitán Bermúdez.

Comentarios