Policiales

Homicidio alevoso

Una pareja va a juicio con pedido de perpetua por crimen de comerciante en departamento céntrico

Tras ganarse su confianza, los asesinos entraron entraron a la vivienda de la víctima, Máximo Benítez; compartieron un momento de intimidad, para luego golpearlo ferozmente hasta quitarle la vida y robarle algunas pertenencias


Máximo José Benítez se había separado recientemente y la primera noche que pasó en su departamento de soltero fue asesinado el 7 de febrero de 2020 en Montevideo al 1400. Los investigadores detuvieron a una pareja que terminó imputada como los autores del crimen. Para el fiscal, hubo un homicidio calificado en el caso y pidió el máximo de la pena establecida en el Código Penal para este delito. El juez actuante admitió la acusación aunque con alguna corrección y dictó la prórroga de la prisión preventiva para el hombre y la discusión de la cautelar respecto de la mujer pasó a un cuarto intermedio.

Máximo tenía 60 años. Tras su separación se había mudado a un departamento ubicado en el noveno piso de un edificio de Montevideo al 1400. Las cámaras de seguridad de la propiedad tomaron a la víctima llegando la noche del 7 de febrero de 2020 al garaje del lugar, donde estacionó su Ford EcoSport. La filmación determinó que iba acompañado de una pareja.

Según la imputación fiscal, los sospechosos identificados como Tania G., de 29 años, y Sergio V., de 31, subieron al departamento de la víctima, donde mantuvieron relaciones sexuales, tras lo cual maniataron a Máximo con cables y lo golpearon con objetos contundentes en todo el cuerpo; muchas de las lesiones fueron producidas en la cabeza.

Tras dejar malherida a la víctima se llevaron un televisor de 32 pulgadas y un celular, entre otras pertenencias, y lo cargaron en un Fiat Uno negro propiedad de la mujer imputada. El coche era conducido por una tercera persona, la cual aún no fue identificada.

Un hombre y una mujer detenidos por el crimen de Máximo Benítez en un departamento céntrico

La ausencia de Máximo en su negocio alertó a uno de sus hijos, quien se dirigió al departamento la mañana siguiente y se encontró con su padre asesinado. Las primeras medidas investigativas determinaron que el celular de la víctima impactó en una antena del Parque Regional Sur y otra antena en el barrio Puente Gallegos.

En la EcoSport encontraron una huella de Tania G y en el historial de la computadora de Máximo había ingresos a aplicaciones para conocer personas.

A ello se sumaron las filmaciones de cámaras de seguridad. La que estaba ubicada en un edificio de calle Corrientes y 9 de Julio tomó a la víctima caminando junto con los imputados.

La pareja, que fue detenida el 19 de mayo del año pasado en un operativo cuando circulaba por Ovidio Lagos a la altura de Batlle y Ordóñez, está imputada desde entonces y en prisión preventiva por el hecho.

Este jueves se hizo una audiencia preliminar, la última de la etapa investigativa. El fiscal Adrián Spelta presentó acusación contra el dúo por los delitos de homicidio triplemente calificado por criminis causa, ensañamiento y alevosía, también les achacó el delito de desobediencia a una normativa para evitar la propagación de Covid. Adelantó que para el caso pedirá prisión perpetua.

El juez Carlos Leiva admitió en forma parcial la acusación formulada; sólo desestimó el delito de desobediencia. Dictó también la prórroga de prisión preventiva efectiva hasta la realización del juicio para Omar V. y dispuso un cuarto intermedio para el tratamiento de la medida cautelar respecto de Tania G.

Viuda negra: así entraron al departamento céntrico donde fue asesinado comerciante de 60 años

Comentarios