Ciudad, Edición Impresa

tragedia en zona sur

Una nena de 12 murió en violento choque de auto que conducía un chico de 17


La jueza de menores María Dolores Aguirre despertó ayer a la madrugada con un llamado de la Policía. Le pidieron que defina si Ezequiel, de 17 años, tenía que pasar la noche en el Instituto para la Rehabilitación del Adolescente (Irar) o quedarse en la comisaría 18ª. Pasada la 1.30 Ezequiel se había bajado de un Fiat Siena plateado que quedó abrazado a la última columna de luz del cantero central de la avenida Seguí y Vera Mujica. Adentro estaba su novia, Candela, de 12 años. La joven murió camino al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca). La jueza Aguirre decidió que no era necesario llevarlo al Irar. Lo entrevistó horas más tarde en la planta baja de Tribunales. Aún en shock lo mandó a su casa hasta que pueda declarar. Testigos del choque dijeron que el velocímetro del auto quedó en más de 100 kilómetros por hora y que no había marcas de frenado o de la participación de algún otro vehículo. La Justicia espera las pericias.

Alta velocidad

En las primeras horas del miércoles Ezequiel manejaba el Siena por bulevar Seguí. Candela iba en el asiento del acompañante. Hacía tiempo que se veían y sus familias lo sabían. Por causas que aún eran desconocidas el auto que manejaba el menor de edad chocó con una columna de luz antes de llegar a la esquina del barrio Acindar. El violento impacto logró levantar parte del cantero y dejó estropeado el coche. En minutos una ambulancia del Servicio Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) llegó y atendió a Candela. La trasladaron al Heca donde murió por los golpes durante el choque. Ezequiel viajó en la parte de atrás de un patrullero hasta la comisaría 18ª, donde esperó la orden de la jueza de Menores que estaba de turno. A la mañana fue a Tribunales Provinciales acompañado de un familiar y por el delicado estado la jueza definió que vuelva cuando se sienta mejor para declarar.

Los investigadores no habían precisado de quién era el auto. Testigos contaron al móvil de Canal 5 que el velocímetro del Siena quedó trabado en 120 kilómetros por hora. En la zona no había marcas de frenado u otro indicio de algún otro vehículo que haya participado en el siniestro.

Comentarios