Edición Impresa, Política

En la calle

Una multitud cerró la Marcha Federal contra “el ajuste” de Macri

Más de 200 mil personas llegaron desde todo el país a Plaza de Mayo para el acto final de la movilización de las dos CTA.


La Marcha Federal de trabajadores organizada por las dos vertientes de la CTA finalizó ayer con un acto en la Plaza De Mayo de Capital Federal, en donde los líderes gremiales Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores) y Pablo Micheli (CTA Autónoma) advirtieron al gobierno de Mauricio Macri que si no cambia la política económica habrá un paro nacional.

Con más de 200 mil personas que llegaron desde todo el país, la marcha impulsada por las dos CTA y apoyada por gremios de la CGT, organizaciones sociales, políticas, de derechos humanos y estudiantiles mostró a un sindicalismo que tiende a unirse en la protesta.

Desde un escenario que reunió a diversos dirigentes como el secretario general de Camioneros, Pablo Moyano, y la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, Yasky cerró el acto con una frase contundente que marcó el espíritu de la movilización contra el gobierno: “Hoy empezó la cuenta regresiva para el paro nacional para decir que hasta acá llegó el ajuste”.

Además, durante su discurso, el titular de la CTA de los Trabajadores manifestó: “Todas las centrales obreras vamos a movilizar el día que se debata la audiencia pública sobre las tarifas del gas. Vamos a dar batalla para que no haya ni un despido más”.

Sin dudarlo, el líder sindical y orador de cierre advirtió que “si no hay respuestas, va a aumentar la conflictividad social y va a haber muchas congestiones de tránsito”, en réplica a algunos medios de comunicación por cómo presentaron la noticia de la marcha en contra del rumbo económico de la gestión de Macri.

En la misma sintonía, Micheli aseguró que “más temprano que tarde va a haber un paro nacional”, y remarcó que “o cambia la política económica o va a haber lucha con paro y movilizaciones en todo el país”.

Asimismo, el gremialista hizo referencia a declaraciones del ministro de Trabajo, Jorge Triaca (ver recuadro) y destacó: “Sí, señor ministro, los trabajadores tenemos ideología, no somos un recurso humano como usted cree, no queremos ajuste, nuestra ideología es la lucha”.

En declaraciones a la prensa, previo al acto, Pablo Moyano, acompañado por Facundo Moyano (empleados de peajes) y Víctor Santa María (Suterh), aseveró que “se va a consensuar un paro general” y pronosticó que hacia fin de año “se van a ir acrecentando las protestas callejeras”.

Otro de los puntos centrales para la construcción de futuras medidas de fuerza gremiales, según resaltaron los dirigentes, fue la “unidad de acción con sus diferencias” de las centrales obreras junto con el resto de las organizaciones sociales y políticas que conforman el campo popular.

Junto a la protesta por el aumento de tarifas de los servicios públicos y los despidos, la situación judicial de la líder de la organización Tupac Amaru, Milagro Sala, fue un punto recurrente en los discursos de los oradores y varios dirigentes se colgaron carteles con la foto de la diputada del Parlasur en reclamo de su “inmediata liberación”.

Triaca: “Tuvo tinte político”

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, consideró ayer que la Marcha Federal de trabajadores contra el gobierno nacional tuvo un “tinte político”, aunque entendió las “dificultades” que se plantearon.

“La entendemos en una Argentina donde hay libertad para poder expresarse, donde cada uno puede decir lo que cree. Esta marcha tiene una manifestación clara, alguna con más tinte político o ideológico que otra, pero más allá de todo eso es una Argentina donde se permite el disenso, donde hay oportunidades de expresarse”, sostuvo el titular de la cartera laboral. Y agregó: “Este es un momento de sinceramiento y de una transición en la cual estamos trabajando para que sea lo más breve posible y conseguir los resultados del crecimiento de la economía, y que tenga impacto en el empleo de calidad que queremos generar”.

Comentarios