Edición Impresa, Espectáculos, Teatro

Teatro de objetos

Una mujer y sus múltiples paisajes

Laura Copello estrena “Laurita, tiene muchas cosas que hacer”, una obra donde analiza cómo es vivir “en el convulsionado mundo de hoy”.Sube a escena los domingos de septiembre y octubre, en La Manzana.


teatro--Lo inmediato y lo cercano, lo íntimo pero también los recuerdos vividos y algunos otros construidos sin intención con la complicidad del paso del tiempo: pasiones, amores, desencuentros, son un punto de partida del que se toma la actriz Laura Copello para dar vida a Laurita, tiene muchas cosas que hacer, el flamante unipersonal que, esta noche, a las 20.30, tendrá su debut en el Teatro de la Manzana (San Juan 1950) y se podrá ver en la misma sala todos los domingos de septiembre y octubre.

En Laurita, tiene muchas cosas que hacer, dirigida por Ricardo Arias, la actriz rosarina, docente y directora teatral de vasta trayectoria en la ciudad, cuenta una historia que podría ser definida como biográfica y que narra a través de una disciplina particular donde los objetos (de todo tipo, forma y color) toman protagonismo y en los cuales se apoya para transmitir emociones múltiples y contar una historia cargada de significados.

Como se aprecia en un trailer que circula por internet, el vínculo que Copello entabla con los objetos, le permiten desarticular su utilidad intrínseca para transformarlos en objetos capaces de generar un lenguaje nuevo con el que hablarle al público.

“El tema de esta obra son los paisajes internos y externos de una mujer que tiene mucho que hacer, que está avanzada en su vida y va y vuelve sobre algunos de sus recuerdos: amores, pasiones, desencuentros, y lo que significa seguir viviendo en este convulsionado mundo de hoy”, contó la actriz en diálogo con El Ciudadano. Y destacó: “Tiene mucho que ver con los mundos, con las ciudades, con los viajes”.

Copello responde preguntas y siempre lo hace en plural. Es que la obra involucra a muchas personas que no se ven en escena pero son responsables de esa creación: Ricardo Arias (dirección), Pali Díaz (diseño y construcción de objetos), Guillermo Copello y Carlos Pagura (música original), Felipe Haidar (asistencia técnica), y Agustina Toia (producción).

“Es un trabajo que venimos haciendo con Ricardo (Arias) desde hace más de dos años. Y está hecho a partir de algunas cosas que yo quería poner en escena, de algunos paisajes internos”, contó la protagonista quien destacó que, con el director, “fue muy apasionante pensar y consensuar esta producción textual y esta puesta tan objetual que vamos a mostrar”.

Objetos pequeños y libros desplegables forman la singular escenografía de esta ficción autobiográfica con la que, la actriz, invita a ingresar en un mundo íntimo pero que, expandido, puede ser el de muchos. “Me encantaría que haya reversiones de esta obra pero esta Laurita tiene muchas cosas mías y se ancla en momentos compartidos que son historias militantes, de amor y de amigos. Es muy personal pero no es biográfica”, analizó Copello.

La actriz opinó que la obra podría generar reversiones por parte de otros directores pero Laurita, tiene muchas cosas que hacer “tiene algo muy femenino”, dijo, y analizó que, el formato, “podría ser tomado para otras obras porque tiene que ver con paisajes que uno construye con sus recuerdos”.

Egresada de la Escuela de Títeres, la última promoción antes de que el instituto se convirtiera en la Escuela de Teatro como se conoce hoy al espacio, para la actriz y directora, este espectáculo, está emparentado con el gran amor que siente por los títeres.

Comentarios