Ciudad, Edición Impresa

Conmoción

Una muerte llena de dudas

Un docente de la escuela Gurruchaga falleció tras sufrir un síndrome febril. Descartan que se trate de dengue, leptospirosis o fiebre hemorrágica. Resta saber si es hantavirus o influenza.


La muerte de un docente de 33 años de la escuela Gurruchaga causó conmoción en la comunidad educativa de la institución. El profesor falleció victima de un cuadro febril inespecífico que obligó, por sus características, tanto al Ministerio de Salud provincial como la Secretaría de Salud municipal, a evaluar si se trataba de una enfermedad zoonótica o transmitida por vectores. Según se informó ayer oficialmente, hasta el momento dieron negativas las pruebas realizadas para detectar si estaba enfermo de dengue, leptospirosis o fiebre hemorrágica. Resta todavía conocer los resultados con respecto al hantavirus o la influenza. Los resultados finales estarán en algunos días.

Lucas Lavagnino –tal era su nombre– se descompuso en forma repentina el lunes a la tarde y fue derivado al Sanatorio Delta donde ingresó con un cuadro grave. El docente era profesor de química y vivía con su familia en Roldán. Los médicos diagnosticaron una falla multiorgánica con síndrome febril inespecífico. Finalmente falleció el martes a la noche tras permanecer unas horas en estado de coma.

La trascendencia del caso y la preocupación que causó hizo que funcionarios de salud tanto provinciales como municipales tuvieran que realizar en el Cemar una conferencia de prensa para informar sobre el mismo. En el lugar, la directora de Epidemiología, Analía Chumpitaz, contó las pruebas que hay hasta el momento –y que han dado negativas– son de leptospirosis, de fiebre hemorrágica argentina y de dengue. “Nos falta el resultado del hantavirus, de la influenza y los bacteriológicos”, añadió.

Sobre el síndrome febril inespecífico, la funcionaria recordó que “se caracteriza por tener en común varios síntomas como fiebre, dolores musculares y articulares y en este caso terminó con un cuadro hemorrágico con una falla multiorgánica, que fue muy abrupta en el transcurso de pocas horas”.

“Nosotros sabemos que hay circulación en toda la región de enfermedades zoonóticas, no es necesario viajar a otro lugar para tenerlas, por eso es importante la prevención. Ya venimos trabajando con el colegio producto de la situación de dengue en la ciudad desde enero, más que nada en el tema de la prevención. Si la escuela está cerrada en este momento es por el duelo en función de la tristeza que esto genera en la comunidad educativa pero no hay indicación sanitaria de mantenerla cerrada. Ahora hay que esperar hasta el viernes para saber si fue hantavirus”, remarcó.

Por su parte, la directora Provincial de Promoción y Prevención de la Salud, Andrea Uboldi, subrayó que “frente a cada paciente que ingresa grave lo que se hace es investigar probables causas”. “Estamos siempre focalizados en enfermedades como dengue, hantavirus, leptospirosis y gripe pero también hay que recordar que hay otras infecciones que pueden causar en un adulto joven desencadenantes hacia una evolución fatal”, indicó.

“Frente a estos resultados iniciales y frente a esta situación queremos llevar tranquilidad ya que por lo que vemos no hay posibilidad de contagio interhumano y si fuera una bacteria que da una infección generalizada estaríamos ante un problema propio de este cuerpo de la persona que no ha podido combatirla y no hay que tomar ningún recaudo en particular con los convivientes ni con las personas que compartía ámbitos laborales o recreativos”, aclaró.

“Ojalá encontremos el apellido de la causa que pudo motivar esto pero también hay que recordar que hay veces que no se encuentra la bacteria ni la causa y se lo asume como un cuadro de infección generalizada. Los estudios están en marcha, faltan las dos últimas pruebas de emergentes, pero más allá de eso hay que esperar los cultivos de sangre y otros cultivos que están en la institución donde se atendió. Nosotros tuvimos la notificación de este caso el día de ayer (por anteayer), inmediatamente nos comunicamos con el efector privado desde donde reportaron las muestras que se procesan en el Cemar básicamente porque es un lugar de derivación y calificado por instituciones nacionales”, explicó Uboldi.

“Los resultados de los nuevos análisis, en el caso de la gripe puede estar en 48 horas, el hantavirus tarda un poco más, tres días en general, y los cultivos dependen de la muestra. Estimamos que para el viernes podre tener algo”, concluyó.

Amsafé Rosario solicita más controles y vacunaciones

Consternados por la muerte del docente de la Escuela Gurruchaga, desde Amsafé Rosario recordaron –pese a que se descarta que la causa haya sido dengue–  sobre la necesidad de “intensificar las campañas de prevención”. “Han sido intensas por parte del gobierno, pero no hay que naturalizar las cosas. No basta con creer que con hacer campaña una vez, el problema se soluciona. Como decimos en las escuelas, hay que machacar ciertas repeticiones. Si no es así, se relajan los controles y suceden estas cosas”, señaló Gustavo Terés, su secretario general.

El dirigente también remarcó que en el gremio estaban “muy preocupados” por la gripe A. “Hemos hablado por profesionales y directores de hospitales y existe mucha preocupación. Hay que hacer un llamado a una vacunación masiva contra la gripe para prevenir este flagelo que también presenta mucho riesgo. El gobierno debe tener disponibilidad de vacunas y llamamos a los docentes para que concurran a todos los centros médicos para vacunarse. Decimos que hagan estas campañas en las escuelas porque son lugares, no sólo de transmisión de contenidos sino como posibilidad de educación ciudadana”, sostuvo en declaraciones a La Ocho.

La directora de la Gurruchaga, Marisa Amadeo, aclaró que en el colegio “se realizaron varias fumigaciones en los últimos tiempos”.

Comentarios