Espectáculos

Domingo, a las 20

Una metáfora teatral de los claroscuros políticos actuales

El periodista mostrará "El día que mataron al ministro de energía, un monólogo para un actor desesperado”, la provocadora obra que escribió a comienzos de este año y que lo tuvo, junto al talentoso actor local Christian Álvarez, como protagonista de un ciclo de pasadas mensuales


El periodista Carlos Polimeni vuelve este domingo a Rosario con El día que mataron al ministro de energía, “un monólogo para un actor desesperado”, la provocadora obra que escribió a comienzos de este año y que lo tuvo, junto al talentoso actor local Christian Álvarez, como protagonista de un ciclo de pasadas mensuales.

La pieza, con textos de Polimeni, actuación y puesta en escena del rosarino Christian Álvarez y dirección actoral de Gisela Bernardini, tiene su inspiración en la tragedia Hamlet, de William Shakespeare. “Ser o no ser…” es la primera línea del soliloquio de la célebre obra del dramaturgo inglés. “Se trata de un monólogo poderoso de un personaje que se pregunta por la condición humana y sobre cómo hace para tolerar la injusticia del mundo”, reflexionó Polimeni en diálogo con El Ciudadano al momento del estreno de la obra. Y destacó que la idea nació un día mientras preparaba un editorial para la radio: “Releí ese monólogo y me plantee eso de que hay cosas que son tan actuales que resultan casi increíbles”, dijo.

El protagonista de la historia de Polimeni es un actor que está cansando de repetir las palabras de los grandes autores y tiene ganas de decir lo que él piensa, o adecuar el monólogo de Hamlet desde la duda sobre si vale la pena seguir viviendo o hacer justicia por mano propia o incluso suicidarse en la Argentina actual.

En la obra, que empezó a escribir en 2017, el periodista ideó un personaje que cree haber escuchado la noticia que alguien mató al ministro de energía, por entonces Juan José Aranguren.

En una atmósfera teatral en la cual no queda claro si el personaje delira en su casa, ensaya o se encuentra representando un clásico, se desarrolla un texto descarnado y actual que se convierte en metáfora del país en sus claroscuros políticos y sociales. Un “ser o no ser” y “qué hacer con la angustia de vivir” contemporáneo y actual.

“Al protagonista se le suelta la lengua pero está solo en un escenario; dice lo que quisiera decir en público pero en privado, hasta que, aclarado que escuchó mal después de una falsa noticia que lo llevó a decir todo eso, revisa su postura y le dice al público que a lo mejor se equivocó. Lo que pasa es que el actor tiene otro problema: está enfermo pero él no lo sabe. Se juntan las broncas personales con la situación política y se hace una especie de vómito”, cerró el autor.

Para agendar

El unipersonal “El día que mataron al ministro de energía” se verá este domingo, a las 20, en el Centro Cultural Atlas de Mitre 645

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios