Edición Impresa, Policiales

Por una cartera

Una jubilada murió después de un robo

Vilma tenía 73 años y fue asaltada cuando regresaba de hacer compras.


El martes al mediodía, Vilma, de 73 años, salió con su marido a hacer mandados por el barrio Carlos Casado de zona sudoeste. De regreso, él se demoró en la carnicería y ella se adelantó unos pasos. Cuando llegó a la esquina de Virasoro y Suipacha, a sólo dos cuadras de su casa, todo cambió para siempre. Un ladrón de a pie le arrebató la cartera y la golpeó. La jubilada quedó tendida en la vereda con una fuerte herida en la cabeza. Llegó minutos después a bordo de un taxi a un sanatorio céntrico, donde falleció un día después de un paro cardiorrespiratorio.

“Es una víctima más de la inseguridad. Pero para mí no es un número más en las estadísticas, es la pena más grande, es mi tía, mi madrina”, escribió Rubén Lescano es su muro de Facebook, sobrino de la mujer asaltada y camarógrafo de Canal 3. El trabajador de prensa agregó que sus tíos se mudaron a barrio Carlos Casado “escapando de los robos y escruches sufridos en pleno centro” y lamentó que “la maldad está en todos lados”.

El hecho ocurrió alrededor de las 13 del martes en la Virasoro y Suipacha, donde tiene jurisdicción la seccional 5ª. Voceros policiales dijeron que Vilma Ada Ratto regresaba a su casa de hacer mandados junto a su marido, que se demoró unos minutos en la carnicería. Mientras la anciana caminaba por la vereda, un ladrón la abordó y le arrebató sus pertenencias, una cartera con un poco de documentación y las llaves de su casa.

Los investigadores agregaron que la mujer tenía una herida en la cabeza y trataban de establecer si se la propinó el asaltante en forma directa o se la provocó el golpe que se dio la mujer de 73 años al caer, ya que el piso estaba resbaladizo por la lluvia.

Cuando su marido salió del comercio observó a un grupo de personas asistiendo a su mujer, tendida en el piso. El hombre la subió a un taxi y la llevó al sanatorio Delta, donde recibió curaciones pero quedó inconsciente en la unidad de cuidados intensivos hasta anteanoche, cuando falleció alrededor de las 22 de un paro cardiorrespiratorio.

El hecho es investigado por el fiscal de Homicidios Florentino Malaponte quien se disponía a buscar datos para dar con el agresor, hasta ahora no identificado, buscando testimonios en el barrio.

Comentarios