País

El video que se viralizó en las redes

Una joven presuntamente poseída conmocionó a Salta

Vecinos de la localidad de San José de Metán, en Salta, filmaron el momento en que la mujer grita y desconcierta al lugar. Fue atendida por un cura y, luego, en un hospital.


Un escalofriante video donde se ve a una chica de 14 años y su madre supuestamente poseídas por el demonio se viralizó en las redes sociales causando conmoción en San José de Metán y en el resto de la provincia de Salta.

El sábado pasado por la noche una adolescente que gritaba y hablaba en una lengua extraña en la que claramente mencionaba al demonio fue trasladada en una camioneta hacia la cuasi parroquia de Fátima.

Al lugar llegó el padre, Gustavo Paredes, quien comenzó a rezar con un grupo de fieles.

Los vecinos y los ocasionales transeúntes quedaron sorprendidos ante el extraño suceso, ya que no podían contener a la chica que parecía tener una fuerza extraordinaria.

Luego fue trasladada al hospital Del Carmen, donde su madre también se descompuso y comenzó a hablar en la misma lengua extraña asustando a varias personas que estaban en el nosocomio y a un hombre le dijo que lo iba a atrapar y que era el demonio.

Las aterradoras imágenes se difundieron rápidamente a través de Facebook y de WhatsApp, lo que motivó todo tipo de comentarios.

“Oración y prudencia”

“Con respecto a nuestra Iglesia, sabiendo con posterioridad que acudieron y eran asistidos por un pastor de la Iglesia Universal, el sábado antes de una de las misas en nuestra capilla de Fátima, llevaron a una chica en la caja de una camioneta, pidiendo atención espiritual. Fuimos con un grupo al frente de la capilla y oramos por ella”, dijo el padre Gustavo Paredes.

“Aclaro que no fue una oración de exorcismo, a esa clase de oración solamente la realizan sacerdotes autorizados por el Obispo, luego de discernir y decidir porque hay casos psiquiátricos o estados de la persona que tienen conductas similares a una posesión diabólica. Por eso la prudencia necesaria”, dijo.

Y agregó que “como sacerdotes y comunidad parroquial asistimos con oración que se denomina de liberación del mal y el rosario como intercesión por su bien. Entiendo que estaba internada en un hospital. El padre Mario (Maita) y yo decidimos hablar a Salta y vendría un sacerdote para su atención en caso que requiera un exorcismo”.

“Para ello ya se tiene mucha información del caso, como las posibles causas, lo cual es esencial como parte de este proceso.

Oramos en todas las misas y lo concreto es esta presencia para ayudar a la joven, a su madre y familia”, destacó finalmente el sacerdote ante una consulta de el diario El Tribuno de Salta.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios