Edición Impresa, Espectáculos, Teatro

este sábado, en el museo de la memoria

Una interpelación poética y política

Tres actrices, tres generaciones, tres momentos de una historia en tres cuerpos que se ponen en tensión para revisitar un mismo personaje. En el marco de una serie de actividades previstas en el emblemático espacio de Córdoba 2019, que arrancarán a las 18, en todos los casos con entrada gratuita.


Tres actrices, tres generaciones, tres momentos de una historia en tres cuerpos que se ponen en tensión para revisitar un mismo personaje. Antígona en tres actos, el montaje pensado especialmente por el Museo de la Memoria en el Mes de la Memoria y de la Mujer y en el contexto del 24 de marzo, Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, se presentará finalmente este sábado, a partir de las 21, en el marco de una serie de actividades previstas en el emblemático espacio de Córdoba 2019, que arrancarán a las 18, en todos los casos con entrada gratuita.

Se trata de una intervención teatral que, en sí misma, se vuelve una interpelación poética y política porque en Antígona parecieran convivir todas las mujeres, un personaje que aquí toma los cuerpos de tres talentosas actrices locales: Laura Copello, Vilma Echeverría y Romina Bozzini, bajo la dirección de Alejandra Gómez, en el contexto de un acontecimiento teatral que contará con el acompañamiento del Quinteto de Cuerdas municipal.

Asumiendo el compromiso de abordar un nuevo procedimiento intertextual que se vale, en primera instancia, del texto canónico de Sófocles, también aparece en el material Antígona Vélez, de Leopoldo Marechal, una versión conocida en los años 50 que traslada la historia de muerte y desarraigo de dos hermanos a la Pampa argentina en el marco de la llamada “Conquista del Desierto”, del mismo modo que Antígona Furiosa, el provocador y poético texto escrito por Griselda Gambaro a partir del mismo personaje en 1986, cuando los ecos de la dictadura aún sonaban cercanos.

“Fue un gran desafío para el Museo de la Memoria porque se trata de una producción propia y de un personaje muy emblemático; al principio estábamos muy temerosos, pero convocamos a Alejandra Gómez, que es una gran directora, y ella le dio forma a este proyecto, que tiene como intención hablar en el presente pero desde las voces de Sófocles, es decir cinco siglos antes de Cristo y la Antígona clásica; después aparece Marechal y su maravillosa Antígona Vélez; y luego un texto que tomamos de Griselda Gambaro de su Antígona Furiosa, que es una versión contemporánea y también extraordinaria”, adelantó Viviana Nardoni, directora del Museo de la Memoria, que agregó: “El espectáculo contará en esta oportunidad con la música en vivo del Quinteto de Cuerdas, que hará las veces de Coro Griego, como pasaba en la tragedia antigua; es una propuesta que, presentada en este contexto, se vuelve una oportunidad para pensar en nosotros mismos, en nuestro pasado, nuestro presente, y de qué manera podemos marchar con destino hacia un futuro mejor para todos”.

“La elección de las actrices como del proyecto en general, es decir la idea de hacer en un mismo montaje Antígona de Sófocles, Marechal y Gambaro, es del Museo; a mí me toco crear un texto y pensar en una puesta en escena para estos materiales. Para el armado de esa trama conté con la colaboración de Clide Tello (prestigiosa docente e investigadora local), y a partir de ahí, se me ocurrió contar la historia de Antígona pero no desde esa madre desgarrada que quiere enterrar a su hijo insepulto, sino desde la visión de una hermana, que por su lucha, y como su madre, también es condenada”, relató Alejandra Gómez, que detalló: “La historia está contada en tres partes, pero no de un modo cronológico en relación con la aparición de los textos. Arrancamos por Antígona Vélez, personaje que interpreta Vilma Echeverría. Seguimos con Antígona Furiosa, que recayó en Romina Bozzini, y que es el personaje ya condenado, cuando es llevada a su ejecución; una mujer combativa pero también temerosa; y por último, la Antígona clásica, que la lleva adelante Laura Copello, que es el personaje que habla desde su muerte, no como un muerto que regresa sino desde la presencia, por eso sentimos que representa la memoria”.

“Los monólogos –agregó Gómez– están separados por bloques de música en vivo, y también utilizamos el recurso del video a modo de una cámara testigo que sigue a las actrices en su recorrido posterior a los discursos”.

Por su parte, Nardoni completó: “En la literatura universal, Antígona es el primer personaje femenino que reclama contra las leyes injustas de los hombres; tiene que ver con ese cuerpo insepulto de su hijo que no puede ingresar a la ciudad para enterrarlo junto con el cuerpo de su otro hermano, y ella es condenada a muerte por esa rebeldía. Por eso es un personaje tan simbólico y clásico, porque es una tragedia cuya resonancia sigue vigente en nuestra cotidianeidad”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios