Ciudad, Mundo

Terror en la Gran Manzana

Una historia de compañerismo y amistad que terminó en la peor de las tragedias

Los 10 amigos que hace 30 años terminaron la secundaria en el Politécnico sólo pudieron estar pocas horas juntos en Estados Unidos, antes de que 5 de ellos fueran asesinados en el sur de Nueva York durante un ataque terrorista.


Los 10 amigos que hace 30 años terminaron la secundaria en el Politécnico sólo pudieron estar pocas horas juntos en Estados Unidos, antes de que 5 de ellos fueran asesinados en el sur de Nueva York durante un ataque terrorista.

Iban a reencontrarse con otros dos amigos que vivían en el país del norte hace años. El sábado Hernán Ferruchi, Alejandro Pagnucco, Hernán Mendoza, Diego Angelini, Iván Brajkovic, Ariel Benvenuto y Juan Pablo Trevisan salieron desde el Aeropuerto Islas Malvinas. El domingo Ariel Erlij los alcanzó en Boston, donde se reencontraron con Martín Marro. De ahí viajaron a Nueva York para ver a Guillermo Manchini y horas después todo fue tragedia.

Antes que la noticia recorriera el mundo, Ariel Benvenuto le mandó un mensaje a su mujer, Cecilia: “Estamos bien Iván, Juan Pablo y yo. Lo demás es grave”. A las 20 le dijeron que cinco de sus amigos habían muerto. Ella contó este miércoles a LT8 que paseaban por Central Park con la idea de cruzar el puente de Brooklyn. Dijo que iban en fila de dos, que Ariel estaba a la derecha del cantero central y que la camioneta iba a 150 kilómetros por hora.

Según ella, Ariel vio a sus amigos en el pavimento porque el atacante los pasó por encima. “Aceleró y los pisó”, le contó por teléfono y le dijo que no sabía quién se había quedado con la llave del departamento que habían alquilado.

“Era un viaje que habían programado hacía mucho tiempo entre asados. Ariel (Erlij) ayudó económicamente a los amigos que no podían pagar el viaje. Salieron súper felices y usaban las remeras que decía «libre», también idea de Ariel (Erlij)”, contó Cecilia.

 

Los que no están

 

  • Ariel Erlij tenía 48 años y era empresario. Trabajaba en la industria siderúrgica y era dueño de Ivanar. Pensaba abrir una nueva planta en Ramallo. Era socio del Parque Industrial Metropolitano de Rosario, tenía tres hijos, era hincha de Central y le gustaba el deporte. “Eras único, inigualable, bondadoso, derecho, admirable. Eras mi papa, mi mejor amigo, mi consejero, mi ejemplo a seguir, mi TODO. Te voy a extrañar todos los días de mi vida. Todos los que nos conocen lo saben, se veía a simple vista, cuando sea grande quiero ser como vos, al menos lo más parecido posible, porque como dije eras UNICO, IRREMPLAZABLE. Te Amo Siempre”, escribió su hijo mayor en Facebook. Amigos y empleados de Ivanar escribieron una carta. “Hoy no es un día más. Nos duele profundamente la ausencia de Ariel Erlij, alguien que era mucho más que un gran padre y un gran empresario. Era sobre todo, una gran persona que supo inculcar su perseverancia y compromiso en cada aspecto de su vida”, publicaron. “Desde ya agradecemos el respeto de la opinión pública al hablar sobre los hechos ocurridos y nos solidarizamos con las familias de las víctimas del atentado acercándoles nuestras fuerzas para poder transitar unidos este inmenso dolor, deseando enormemente que este tipo de sucesos no se vuelvan a repetir”, siguieron. “No nos quedan más que palabras de agradecimiento y admiración por todo lo que hiciste por cada uno de nosotros. Fuiste, sos y serás nuestra luz y nuestra guía en todo momento. Sabemos que no hay mejor forma de rendirte homenaje que mirar hacia adelante y seguir construyendo en la misma dirección que nos supiste marcar”, completaron.

 

  • Alejandro Pagnucco tenía 49 años, era arquitecto y padre de tres hijas. Le decían Picho y vivía en Funes. Desde 2011 trabajaba como ejecutivo de cuenta de la empresa de venta de materiales Femaco.

 

  • Hernán Ferruchi tenía 47 años y fue otra de las víctimas. Le decían Piru, era arquitecto y fue uno de los autores del proyecto de Condominios del Alto, una de las zonas donde se edificaron inmuebles de alta gama por su cercanía al río Paraná.

 

  • Diego Angelini era conocido como Cope. También era arquitecto y tenía su estudio en el centro de la ciudad. Tenía tres hijos.

 

  • Hernán Mendoza, apodado Nacho, fue socio fundador del estudio Amascuatro con Ariel Benvenuto. Mendoza era fanático del rugby. Con Duendes fue campeón de la Unión Rosarina de Rugby (URR) en la división juvenil en 1989 y del torneo nacional Veco Villegas el mismo año. Jugó y dirigió en las inferiores del club hasta el año pasado. Su hijo juega en las infantiles del club.

 

Los sobrevivientes

 

  • Martín Marro resultó herido en el ataque. Vive en Boston, es licenciado en biotecnología y egresado de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Trabaja como investigador senior para la industria farmacéutica Novartis. Está internado en estado estable en el hospital presbiteriano de Nueva York. Lleva más de una década trabajando para el prestigioso laboratorio y su estado de salud generó preocupación a nivel político por su relación con el concejal republicano Jim Cote que está casado con una mujer argentina amiga de la esposa de Marro. Los Marro habían estado la semana pasada con el gobernador de Massachussets, Charlie Baker. Según informó el sitio Wicked Local, la mujer del funcionario estadounidense se enteró del episodio cuando la pareja del científico rosarino viajó el mismo martes a Nueva York para acompañar a su marido. El gobernador Baker fue notificado. El matrimonio había organizado un evento para recaudar fondos la semana pasada y apoyar a Cote.

 

  • Iván Brajkovic, oriundo de la ciudad de San Lorenzo, es ejecutivo del reconocido Grupo Brayco en el Cordón Industrial. Estuvo al frente de obras públicas como el acueducto Norte y la central termoeléctrica de Timbúes.

 

  • Ariel Benvenuto es arquitecto y uno de los socios fundadores de AmasCuatro con Hernán Mendoza.

 

  • Juan Pablo Trevisan no sufrió heridas y se dedica a la colocación de pisos flotantes.