Conciertos, Espectáculos

ENCUENTRO NACIONAL DE MUSICOS

Una enérgica y convocante primera noche


“Canto para que no olvidemos que cuando algo no nos gusta podemos salir a la calle a decirlo”. Las palabras que La Bruja Salguero pronunció en medio de su presentación del lunes en el Galpón de la Música tuvieron estrecho correlato con el espíritu de lucha, la presencia escénica y la bella y potente voz que desplegó. La cantautora riojana tuvo a su cargo el cierre de la primera velada del ciclo que contó con una concurrencia de alrededor de 500 personas.

La cantante riojana repasó así un repertorio particular, los temas elegidos forman parte de un cancionero popular actual, de nuevas plumas, de esas que “cuentan el presente”, acompañada por una formación de piano, bajo, batería y guitarra que estuvo más que a la altura de las circunstancias. Así sonaron temas de Juan Arabel, una vidala chayera de Ramiro González y un homenaje a Santiago del Estero compuesto por Santiago Suárez.

El Chango Spasiuk el que dio el puntapié inicial de los conciertos. Gentileza Hernán Castagno.

Pero la noche había comenzado varias horas antes, cerca de las 20.30, con un homenaje audiovisual al Cuchi Leguizamón, que en septiembre se cumplen cien años de su nacimiento, seguido por un recuerdo musical a cargo de los talentosos locales Juancho Perone y Marcelo Stenta. Pero fue el acordeón del Chango Spasiuk el que dio el puntapié inicial de los conciertos. “Si estos encuentros no existieran, hay todo un mundo sonoro que desaparecería”, dijo el Chango y agradeció a los organizadores.

El acordeonista tocó acompañado por el talentoso guitarrista Marcelo Dellamea, quien también participa del Encuentro como docente, y de Marcos Villalba, que se ganó la ovación de los presentes por su destreza en la percusión.

El dúo de guitarra y voz que integran Marco Kofman y Maia López, respectivamente, repasó después un repertorio de canciones que hablan de oficios y rescatan ritmos de distintas latitudes. Así, con cada tema, ellos buscan transmitir, recrear, los paisajes de cada lugar, y lo logran. Entre chamamés, chamarras y milongones supieron cautivar al público.

El dúo Embichadero. Gentileza Hernán Castagno.

Una sorpresa, al menos para los distraídos, fue Embichadero. Un dúo con bases de percusión y vientos, amantes de los pájaros y sus sonoridades, que supo crear un clima íntimo y propiciar la escucha atenta. Utilizando también sus cuerpos como instrumentos así como sus voces y silbidos, la formación que integran Diego Cortéz y Jonatan Szer, interpretaron, entre otros, un tema tradicional chileno titulado “El Palomo” y anunciaron la próxima salida de su primer disco.

Con aplausos fervorosos, extensivos a todos los artistas que se presentaron, pero con La Bruja Salguero aún sobre el escenario terminó, casi llegando a las 23, la primera velada del Encuentro Nacional de Músicos que, como cada año, refuerza la idea de que la música popular está viva y en crecimiento.

|El Chango Spasiuk abrió el Encuentro de Músicos

|Canciones que miran el presente

|Una vidriera única para la música popular argentina

 

Si te gustó esta nota, compartila