Ciudad

Violencia de género

Una docente rosarina pide que le quiten la sanción por denunciar a un acosador

Hace casi 3 años, la mujer denunció al director de una escuela de zona oeste. El ministerio de Educación respondió abriéndole un sumario a ambos. Desde Amsafé, dijeron que las autoridades pidieron disculpas a la maestra, pero exigen que le quiten la sanción para que vuelva a trabajar


En 2016 una docente denunció por acoso laboral y sexual al director de una escuela de zona oeste en donde ella hacía reemplazos. Cuatro meses después, el Ministerio de Educación lo desplazó del cargo y le inició un sumario. Pero también respondió contra ella y le inició una investigación. A casi tres años, la mujer pide que le levanten la sanción y le permitan trabajar.

“No hubo testigos ni pruebas en mi contra. El protocolo de género empezó a funcionar recién este año. Les pido que puedan reubicarme. Que cierren mi sumario y que a él lo sancionen”, dijo la docente a El Ciudadano.

Ella empezó a hacer reemplazos en una escuela de zona oeste en 2013. Según contó, durante el primer año, el director de la institución “le gritaba, la amenazaba y la acosaba sexualmente”. El punto de quiebre fue a fines de 2014, cuando el hombre le hizo una propuesta sexual que la mujer rechazó. Ella relató que fue así que comenzó a difamarla dentro de la institución, dejó de pagarle los reemplazos que hacía y la amenazaba con echarla.

“Me callaba y me sentía mal, hasta que me di cuenta que tenía que defenderme. Era consiente de mis derechos pero tenía miedo”, contó.

A mediados de 2016 la docente pidió ayuda en la Secretaría de Género de Amsafé y lo denunció en el Ministerio de Educación. Otras dos compañeras también habían sufrido acoso laboral.

En febrero de 2017 el ministerio de Educación resolvió desplazar al directivo y abrirle un sumario. Pero la sanción cayó también para ella.

“Quisieron desplazarme pero me negué. El director estaba muy ensañado conmigo y empezó a difamarme. En el ministerio no me creyeron. Trataron el caso como un conflicto interpersonal y me abrieron un sumario”, contó la mujer.

Ella siguió trabajando en la escuela haciendo reemplazos. En paralelo, empezó a estudiar otra carrera para cambiar de trabajo. “No me creían. Decían que por algo él se me había lanzado. Los ojos estaban puestos en mí. No sólo sufrí acoso de parte del director, sino de personal del ministerio”, señaló.

“El año pasado me pidieron disculpas y reconocieron que se comportaron mal. No hubo testigos ni pruebas en mi contra. Mientras tanto sigo sumariada”, agregó.

Desde Amsafé dijeron que tuvieron numerosas reuniones con la cartera educativa que se comprometió a revisar la situación. También señalaron que firmaron un acta reparatoria pero la promesa de cerrar el sumario sigue sin respuesta.

“Ella puede titularizar pero las horas quedan en suspenso. Están revictimizándola y aleccionando a las víctimas”, dijo Claudia Semino, desde Amsafé.

En la actualidad el hombre trabaja en otra institución. Ella continúa en la misma escuela con algunos reemplazos y además tiene otro trabajo. En cuanto a las otras dos compañeras que denunciaron, contó que una está de licencia y otra pidió el traslado.

Comentarios