Policiales

Tentativa de homicidio

Una deuda de 200 pesos por drogas derivó en pelea y terminó con un baleado: el tirador fue penado

Un hombre fue a un negocio a reclamar a la familia de otro, quien le debía por la compra de estupefacientes en Villa Gobernador Gálvez. Fue en 2018 y esto produjo una gresca entre ambos grupos que terminó con un muchacho con un tiro en la cabeza. El atacante fue condenado a 7 años de cárcel


El agresor fue imptutado en el Centro de Justicia Penal.

Un hombre de 32 años fue condenado mediante un acuerdo abreviado por dispararle en la cabeza a un vecino en medio de una batahola entre ambas familias. Según la investigación fiscal el problema surgió con una hermana de la víctima por una deuda de 200 pesos por drogas que tenía el marido de la joven. El acusado reconoció su responsabilidad en el hecho y aceptó una propuesta de condena de 7 años de cárcel que fue homologada este miércoles por la jueza María Isabel Más Varela por tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación.

La noche del 7 de octubre de 2018 en las cercanías de Levalle y Cafferata de Villa Gobernador Gálvez, Mauricio Adrián León, de 32 años, le pegó un tiro en la cabeza a Carlos J. en la puerta del negocio de la hermana de la víctima. Según la acusación, el intento de asesinato tuvo origen en una pelea previa entre Román, un primo de León, y una hermana de la víctima a la que el primero amenazó.

El problema fue por una deuda de doscientos pesos por la venta de drogas al marido de la mujer. “¿Ustedes cuándo me van a pagar lo que me deben? Porque si no te voy a dar un tiro en la cabeza”, le gritó Román. La chica salió a la puerta y le contestó que no le iba a pagar nada y que iba a llamar a la Policía. El joven comenzó a golpearla, también a sus padres y a su hermana, quienes habían salido a la vereda al escuchar los gritos.

A la pelea se fueron sumando distintos familiares, ya que una de las jóvenes los fue a buscar a una canchita cercana donde estaban jugando al fútbol. Entre estas personas estaba la víctima, quien se quedó mirando la situación. En esas circunstancias Mauricio León se acercó por detrás a Carlos y le disparó en la cabeza, reconstruyó la Fiscalía.

La balacera derivó en una batahola. Cuando llegaron los policías había unas 20 personas peleando y la víctima estaba herida en el piso. El agresor y su primo Román se fueron del lugar. Y los testigos presenciales los identificaron y señalaron la casa del agresor a la que se acercaron.

Los uniformados ingresaron tras el señalamiento de la madre del sospechoso a la pieza. Se los llevaron a la comisaría 26ª de dicha localidad para evitar un linchamiento. En el interior de la habitación había municiones calibre 32.

La víctima fue trasladada al Hospital Gamen donde los médicos le diagnosticaron una herida de arma de fuego en la cabeza con orificio de entrada y pérdida de masa encefálica por lo que fue derivado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca). Según el forense, la lesión fue invalidante (quedó con secuelas) y puso en riesgo su vida.

El sospechoso de disparar el arma fue detenido e imputado por la tentativa de homicidio. También su primo. Este miércoles, el fiscal Alejandro Ferlazzo y la defensora Patricia Guzmán presentaron un acuerdo abreviado sobre el caso que fue consentido por el acusado. Propusieron al juez Leiva una condena de 7 años por el hecho. Tras evaluar el caso la magistrada resolvió homologar el acuerdo y dictar condena en contra de Mauricio León por esta tentativa de homicidio. 

Este hombre contaba con dos anotaciones penales previas, condenas que se encuentran vencidas, aclararon los voceros judiciales. Estuvo preso por una condena dictada en agosto de 2009 por un hecho de robo calificado agravado por el uso de arma y la participación de un menor, en ese momento fue sentenciado a 6 años y 8 meses.

La segunda condena en su contra fue dictada en mayo de 2014 por robo agravado, encubrimiento y evasión a la pena de 4 años. Ambas fueron cumplidas, ahora deberá enfrentar una nueva sanción penal, esta vez por 7 años de cárcel.

Comentarios