Policiales

Crimen en barrio Hipotecario

Una chica que era víctima de violencia de género va a juicio por matar a su ex

Entre una acusación de homicidio calificado que implica una condena a perpetua y circunstancias extraordinarias de atenuación gira este caso, donde la joven fue víctima de violencia de género y hoy está señalada como la autora de un crimen


Foto archivo: Juan José García.

Un nuevo juicio tiene fecha de inicio este martes. La acusada es una joven de 20 años a quien la responsabilizan por el crimen de su ex pareja. El hecho ocurrió en abril de 2017 cuando la víctima recibió 4 impactos de bala y murió un mes después. Para la Fiscalía la mujer es la autora de los disparos y, si bien la acusan por homicidio calificado por el vínculo, agravado por el uso de arma de fuego y portación –lo que implica un pedido de prisión perpetua– no se descarta una salida alternativa. Desde un primer momento la defensa oficial, a cargo de Francisco Broglia, planteó un caso de violencia de género del que era víctima la joven y entendió que el hecho encuadra en circunstancias extraordinarias de atenuación. En caso de llevarse adelante la audiencia de juicio, el debate estará presidido por un tribunal pluripersonal a cargo de los jueces Ismael Mafrín, Carlos Leiva y Facundo Becerra.

Eran cerca del 20.30 del 16 de abril de 2017. Ignacio Oro recibió 4 impactos de bala cuando circulaba a bordo de una moto por calle Magallanes al 3900. Según la acusación fiscal, Oro circulaba al mando de una moto y llevaba de acompañante a su nueva pareja cuando una mujer se interpuso en su camino y le disparó en varias oportunidades con un arma calibre 32 mientras lo insultaba.

La víctima fue trasladada al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez con varias lesiones de arma de fuego en el abdomen y según algunas evidencias recolectadas en la causa llegó a decir “Mili me tiró”, en referencia a la mujer con la que había mantenido una relación sentimental. Oro no logró recuperarse de las heridas recibidas y falleció el 9 de mayo de ese año. En custodia quedó un proyectil que fue extraído de su cuerpo sobre el que se realizó una pericia balística.

A un mes del ataque, Milagros V., entonces de 18 años, fue detenida tras presentarse ante la Fiscalía de Homicidios. El entonces fiscal Pablo Pinto, hoy juez, la imputó como autora del crimen. En aquel momento Milagros, que estaba embarazada, dijo que sufrió un episodio de violencia previo en su casa, donde mantuvo una discusión con Oro y en ese contexto le disparó. No era la primera vez que ella sufría los embates violentos del hombre y le tenía miedo, contó.

Entonces el juez Alejandro Negroni dispuso que transitara el proceso en arresto domiciliario. Durante ese tiempo la acusada ingresó a un programa social, tuvo contención estatal, comenzó una terapia psicológica y se volvió promotora comunitaria y se dedicó a brindar charlas sobre violencia de género.

Para Broglia se trata de un caso donde existen circunstancias extraordinarias de atenuación. Dijo que la violencia que sufría Milagros V. esta probada, incluso estuvo en un refugio para víctimas de violencia. El defensor oficial entendió que el cuadro es complejo y que es importante avanzar sobre la teoría que profundiza sobre la violencia de género y la legítima defensa, donde el requisito de la inmediatez de la agresión ilegítima debe entenderse en el marco de la violencia de género cuyo plazo debería ser más laxo, y en el que deben tenerse en cuenta estas circunstancias.

Además cuestionó la calificante del vínculo, que implica una condena perpetua, lo que le parece excesivo, para ello tuvo en cuenta que son varios los testigos que cuentan que no había una relación formal.

Todos estos planteos se verán este martes si el hecho llega a juicio, aunque hay una importante posibilidad de lograr una salida alternativa de la mano de la fiscal Marisol Fabbro, que tomó recientemente el caso, y el defensor oficial Francisco Broglia.

Comentarios