Ciudad, Últimas

Reactivación en tiempos de pandemia

Una buena: se recuperaron más de 1.000 puestos de trabajo en la industria metalúrgica

Desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Rosario, aseguraron que en los últimos ocho meses el sector muestra una recuperación del empleo. "A nivel nacional y, en el mismo período, se crearon unas 9.000 fuentes laborales" , dijo Antonio Donello, secretario general del gremio


A pesar de los coletazos de la pandemia que dejó heridas profundas en la economía mundial, desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Rosario, aseguraron que se recuperaron unos 1.000 puestos de trabajo en los últimos ocho meses. “A nivel nacional y, en el mismo período, se crearon unas 9.000 fuentes laborales. La industria metalúrgica viene creciendo” , dijo Antonio Donello, secretario general del gremio.

No obstante, el sindicalista local puso el alerta en los costos de la canasta alimentaria, “donde pega directamente en el bolsillo del trabajador y hace que le cueste llegar a fin de mes”.

Los sectores mas favorecidos son los de la “línea blanca” (electrodomésticos), el rubro de maquinas agrícolas, carrocería y pequeñas empresas que elaboran producción para grandes empresas de la zona. “En la mayoría de los sectores se recuperaron puestos de trabajo. Hay pymes que estaban a punto de cerrar y tomaron empleados, otras que cerraron abrieron, y también abrieron nuevas”, detalló Donello.

La suba de actividad responde a la prohibición de importaciones de productos que competían directamente con la industria local. “La decisión del gobierno nacional de cerrar la importación de muchos productos que entraban de afuera, le dio oxígeno a la industria. Con pandemia incluida generó mejores expectativas para el sector que el gobierno de Macri”.

Cabe resaltar que en Rosario hay unos 15.000 trabajadores metalúrgicos, y a nivel nacional, son unos 200.000.

En tanto, Donello mostró su gran preocupación por los altos costos de la canasta alimentaria: “Aumenta más que la inflación y se le complica a los trabajadores con lo que consumen diariamente. Es decir, si en un mes hay un 4% de inflación, en la canasta alimentaria es un 6%, y eso pega en los bolsillos de los trabajadores. Tenemos que recuperar el poder adquisitivo”. Y agregó: “El gobierno no le está encontrando la vuelta cómo frenar la canasta alimentaria y a los formadores de precios.

Vale recordar que la paritaria del sector (que es de abril a abril) cerró a fines de abril pasado en un 35,2% hasta noviembre. A fines de noviembre o principios de diciembre se reactivará la cláusula de revisión para negociar el aumento salarial para los meses de enero, febrero y marzo de 2022.

Además, el dirigente local remarcó que otra de las cuestiones que los mantiene en vilo son los grandes aumentos de insumos en la obra social. “Si la UOM aumenta un 40%, la obra social recauda un 40% más, pero si los costos de los insumos, los medicamentos y de casi todos los servicios aumentan un 100, un 200 o un 300%, se genera una brecha y se hace más difícil brindar salud con nuevos tratamientos que son muy caros. Los costos son altos y el Estado tiene que tomar una decisión”.

Donello cerró: “La industria la pasó muy mal. Si no hay desarrollo industrial es imposible generar trabajo, y por ende, bienestar genuino. Los problemas se solucionan con trabajo y sin industria no hay trabajo”.

Comentarios