Ciudad

Una buena: la industria del vidrio en Rosario sigue en plena producción

El secretario General local, Marcelo Ayimen, confirmó que es uno de los sectores productivos al que mejor le fue en la región pero también a nivel nacional. Sus fábricas no frenaron porque fueron declaradas como actividad esencial en marzo de 2020


Desde la declaración de la pandemia en marzo de 2020, en Argentina múltiples sectores productivos sufrieron el embate de la suspensión de actividades. Sin embargo, la industria del vidrio fue declarada rápidamente como actividad esencial. Esto permitió que no sólo la producción se mantuviera, sin pérdida de puestos de trabajo, sino que creciera a niveles incluso mejores que antes de la pandemia.

Quien lo afirma es el secretario general del Sindicato del Vidrio, Marcelo Ayimen, que habló con El Ciudadano y se mostró contento por el impulso del sector. En Rosario existen 46 empresas de este tipo, que incluyen a 1.500 trabajadores de los casi 4.000 que hay en la provincia de Santa Fe.

Ayimen enumeró buena parte de las producciones en las que se ve involucrada la industria del vidrio en Argentina que trabaja principalmente con tres sectores: la industria alimenticia, a través de la fabricación de botellas y frascos; la salud, sobre todo, visual mediante la fabricación de anteojos pero también con ampollas y jeringas para laboratorios; y la fabricación de autos, con la producción de los parabrisas.

Además, a partir del anuncio del gobierno nacional de la fabricación de la vacuna Sputnik V en Argentina, la industria del vidrio pasa primera escena con la construcción de los frascos para las dosis: “No somos esenciales, sino fundamentales para esta pandemia porque estamos fabricando el frasquito para vacuna Sputnik V. Estamos muy contentos porque somos una actividad que ayuda a darle fin a esta pandemia”.

En junio, el gobierno nacional cerró un acuerdo con Rusia para la fabricación de su vacuna en el país. Se podrá hacer su formulación, filtrado y envasado en el marco del Plan Estratégico de Vacunación.

En Santa Fe, además de Rosario, en Rafaela y San Carlos hay importantes empresas. Según Ayimen es una actividad que se expande a lo largo y ancho de toda la provincia y están en el armado de contactos con las ciudades bonaerenses de San Nicolás y Ramallo porque sus trabajadores no están nucleados en el sindicato del sector. En ciudades como éstas, y otras del país, en general responden a Empleados de Comercio o en la Unión Obrera Metalúrgica -UOM- y no al propio sindicato.

Ayimen es el encargado del Interior a nivel nacional del sindicato y busca que el mismo llegue a todos los puntos del país “porque es importante que la organización esté presente y represente a quienes corresponde”.

El secretario general detalló que el del vidrio es uno de los sectores con mejores acuerdos paritarios, con un acuerdo del 15 por ciento en marzo y ahora esperan alcanzar un 15 por ciento más para llegar así hasta diciembre y luego rever un aumento más. “Queremos terminar con una buena paritaria y no perder poder adquisitivo. Pasan los gobiernos y hasta ahora ninguno le saca la vuelta al tema”.

Además, habló del privilegio que tienen los trabajadores del sector en relación a los demás compatriotas ya que los niveles de desempleo y precarización se dispararon desde el inicio de la pandemia. En el sindicato del vidrio si bien no se generaron nuevos puestos de trabajo, no se perdió ninguno aseguró.

En Rosario, en enero de este año la multinacional Owens Illinois dejó de operar en Argentina después de diez años. Sin embargo, la empresa Produmen SA-que elabora la sidra La Farruca- la recompró. Era, tal como informó Punto Biz, la misma compañía que había vendido sus activos a la firma norteamericana en 2010. Así, la planta continuó en funcionamiento sin pérdida de fuentes de trabajo.

“Por las condiciones que tiene el país, los empresarios tienen un poco de rechazo a la hora de tomar trabajadores. Se tratan de arreglar con lo que tienen, son cuentagotas los que toman empleados. Incluso, los sectores de limpieza se suelen tercerizar. Pero hoy por hoy nos mantenemos con lo que tenemos y eso ya es decir mucho en este contexto. Mantenemos la organización sindical con los mismos trabajadores que el año pasado y que en 2019 también”, explicó.

Por otra parte, en relación al covid el sector tuvo pocos contagios, según Ayimen, por el amplio respaldo que recibieron de parte de los empresarios y del Ministerio de Trabajo provincial a la hora de establecer protocolos estrictos que permitan la seguridad de los empleados.

“Hoy estamos con un nivel de producción muy alto, incluso mayor al que había antes de la pandemia a diferencia de lo que pasó en otros sectores. Esto es porque no había tanto consumo antes, en Argentina antes la gente se cuidaba más. La gente consume porque en definitiva siempre consumió pero hoy al no poder salir, no poder viajar el consumo interno está mucho mejor que en otras épocas. La plata, el poder adquisitivo real, se va perdiendo si no comprás, se te desvaloriza. Y al ir al mercado interno ayudan a la ciudad, a la provincia y al país”, concluyó, optimista.

Comentarios