Política

Maniobra fraudulenta

Una auditoría verificó que Vicentin ocultó el pasivo de las compras de granos con precio a fijar

Eso le permitió a la agroexportadora mostrar mejores resultados contables hasta mediados de 2019. "Para los ejercicios 2017 y 2018, los montos declarados por los proveedores como granos con precio a fijar superaron ampliamente el pasivo granario informado por la concursada", dice parte del informe

Foto: Télam

El juez Fabián Lorenzini, que este martes rechazó el planteo de la Afip para que investigue la venta de Recova a Glencore, poco antes del default, recibió el informe de los auditores forenses en relación a las maniobras contables que se realizaron en la empresa de Reconquista.

La conclusión elevada al juez es que Vicentin no registraba como deuda las operaciones abiertas con precio a fijar, y eso provocó que tuviera que enfrentar todo ese pasivo junto a partir de julio de 2019.

El informe se basa en la información brindada por los principales proveedores de la empresa. “Para los ejercicios 2017 y 2018, los montos declarados por los proveedores como granos con precio a fijar superaron ampliamente el pasivo granario informado por la Concursada”, dice parte del análisis elevado al juez, según el portal puntubiz.

A manera de ejemplo, en octubre de 2017 Vicentin informaba en su balance deudas comerciales por u$s6,5 M, mientras que los proveedores (respondieron 8 de los 20 consultados) manifestaron tener entonces un saldo de granos pendientes de fijar precio por u$s138,8 M. Lo mismo al año siguiente: la agroexportadora decía deber u$s32,4 M, pero el pasivo real ascendía a u$s75,5 M.

“Nada más con la información recibida de 8 de 20 proveedores (…) se observa con claridad que el pasivo expuesto en los cierres de octubre de 2017 y 2018 no estaría incluyendo la deuda por la compra-venta de granos con precio a fijar”, afirma el documento. Y agrega: “Aún no tenemos certeza si esas deudas con los proveedores granarios fueron efectivamente registradas, y en todo caso, en qué rubros (…) Lo que sí parece evidente, al menos con la información parcial recibida hasta el momento, es que no se encontraba expuesta en el pasivo”.

En el último informe trimestral que Vicentin presentó ante los acreedores internacionales (firmado por Roberto Gazze el 31 de julio de 2019), la empresa ostentaba un ratio de liquidez que en nada hacía prever la debacle. Diez días después, fueron las elecciones primarias en las que Alberto Fernández se impuso por amplio margen a Mauricio Macri. Lo que siguió a eso lo explican los propios auditores.

“Se han realizado diversas consultas a la Concursada sobre los aumentos de los pasivos comerciales -explican-, específicamente proveedores de materias primas. La respuesta dominante fue que, debido al resultado de las elecciones primarias realizadas en agosto del año 2019, recibieron un incremento sustancial de solicitudes de fijación de precio de sus proveedores, en razón de las incertidumbres relacionadas con eventuales cambios en la política cambiaria e impositiva”. En efecto, según pudieron constatar, de agosto a octubre de 2019 las fijaciones de precio tuvieron un incremento del 121% respecto al mismo período del año anterior.

Rechazo a planteo de la Afip

En una resolución emitida este martes, el juez Lorenzini rechazó el pedido de la Afip para investigar “la verdadera naturaleza y los alcances de la venta del 16,67% de las acciones que la concursada poseía en Renova SA”
La Afip pretendía que se investigue el mecanismo y el destino de los ingresos de la venta de Vicentin del 16,67% de su tenencia accionaria en Renova a Renaisco BV, una filial de Glencore Agriculture realizada el 2 de diciembre, apenas dos días antes de declararse en default.

El magistrado no hizo a lugar al pedido de Afip por entender que no corresponde a un hecho propio del concurso de acreedores que dirige, y que en caso de ser investigado en el concurso tendría que ser autorizado por la mayoría de los acreedores.

No es la primera vez que Lorenzini argumenta en este sentido ya que en octubre del año pasado rechazó un planteo similar presentado por la Afip y el Banco Nación que tenía como objeto investigar la venta de las acciones del frigorífico Friar.

El diputado provincial Carlos Del Frade, miembro de la Comisión de Seguimiento del Caso Vicentín en la Cámara de Diputados, afirmó que “esta resolución garantiza impunidad para los directivos del consorcio y traba la necesidad del pueblo argentino en su conjunto de saber qué se hizo con el dinero del Banco Nación. Es lamentable que un juez de la provincia no quiera que se sepa qué hicieron con los dineros de los productores y la población en general. El juez Lorenzini tiene que empezar a explicar por qué protege a delincuentes de guante blanco”.

Comentarios