Edición Impresa, Sociedad

Una atención sin barreras

El lunes próximo comienza la segunda etapa de capacitación de lengua de señas a agentes municipales con el fin de fomentar la inclusión desde los distintos ámbitos, sobre todo en los efectores de salud.

La necesidad de que todos los ciudadanos cuenten con una debida atención en cualquiera de los ámbitos municipales es la premisa que lleva a cabo el gobierno local. En ese marco, desde la semana próxima comienzan las clases de lenguas de señas para todos aquellos agentes del organismo que tengan contacto directo con el público. “El objetivo es que cualquier persona hipoacúsica pueda contar con un servicio óptimo, sean trámites o una atención médica, sin que su idioma sea un obstáculo”, explicó la licenciada Carolina García, secretaria académica de la Escuela de Administración Municipal (Esam).

Las clases se desarrollan en la Esam. que ya cuenta con un grupo de 80 trabajadores municipales que comenzaron su cursado en agosto último y se preparan para comenzar el segundo y último cuatrimestre de la formación en idioma. Por otra parte, los que ingresarán al nuevo grupo serán unas 40 personas.

“Este es como un curso de idiomas convencional, se trabaja en un 100 por ciento con clases teóricas, y ya se informó  a los directores de cada repartición para que seleccionen a los trabajadores que necesitan esta formación”, comentó García.

Sobre la necesidad de este servicio, García puso como ejemplo la presencia de una persona hipoacúsica que necesite atenderse con urgencia en uno de los efectores de salud de la ciudad. “Es una situación muy delicada para la cual debemos estar preparados, de hecho, algunos de los que participaron en el curso el año pasado, ya pudieron poner en práctica alguna de las herramientas obtenidas en el cursado”, contó.

En los hospitales locales se ha trabajado con enfermeras y recepcionistas, por otro lado se incluyeron a agentes de los distritos de la ciudad para una mejor atención en los barrios. “La idea es que, por lo menos, haya un trabajador que conozca esta lengua por sector”, agregó.

Los cursos, que buscan profundizar la inclusión de personas con discapacidad auditiva, serán dictados por una docente sorda, idónea en lengua de señas y español, quien fuera seleccionada el pasado año (cumpliendo de esta manera con la ordenanza Nº 8033) tras la realización de un concurso público de oposición y antecedentes. Cada encuentro será semanal y tendrá una duración de 90 minutos.

Es importante recordar que la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad obliga al Estado argentino y a la sociedad toda a reconocer el valor de las contribuciones que realizan y pueden realizar las personas con discapacidad.

Esta convención reafirma las políticas que la Municipalidad de Rosario desarrolla desde la Dirección de Inclusión, que consisten básicamente en el respeto por la diferencia, la dignidad, la autonomía personal basada en el principio de no discriminar y aceptar la discapacidad como parte de la condición humana.

La iniciativa es apoyada por la Dirección Municipal para la Inclusión de Personas con Discapacidad, a cargo de Viviana Marchetti.

El objetivo general de la Esam es contribuir a los procesos de modernización, mediante la capacitación de sus funcionarios, transformándolos en instrumentos eficientes y dinámicos de la acción gubernamental. Este objetivo implica, facilitar al personal el desarrollo de las herramientas cognitivas, aptitudinales y actitudinales básicas para alcanzar estándares de calidad en su gestión. Es por eso que García manifestó el interés de la Esam en hacer extensiva esta capacitación a otros organismos. “Esperamos que una vez finalizados los cursos con los agentes municipales podamos extender este cursado a otros organismos de atención al público, puede que comencemos con los provinciales, pero aún no está definido, lo estamos planificando la segunda mitad de este año el comienzos del próximo, concluyó”.

Comentarios