El Hincha

Básquet

¡Una argentina en la WNBA! Florencia Chagas fue elegida por Indiana Fever en el draft

La joven de 19 años se anotó porque había tres equipos interesados y en la noche del jueves se quedó con el puesto 31. Actualmente juega en Italia


Sin demasiado ruido en la previa, sólo con su talento y enorme futuro, Florencia Chagas rompió los moldes y generó una bomba para el básquet argentino. La joven de 19 años se anotó en el draft de la WNBA porque había tres equipos interesados y en la noche del jueves fue elegida por Indiana Fever en el puesto 31. Histórico

Chagas fue seleccionada en la tercera ronda y se transformó en la primera representante albiceleste en ser drafteada.

Actualmente se desempeña en el USE Rosa Scotti de la primera división del básquet italiano, club al que fue cedida desde el Famila Schio, también de Italia.

La perimetral de casi 1,80 de estatura está promediando 9,4 puntos, 3,1 rebotes, 1,6 asistencias y 1,1 robos en 23,8 minutos por encuentro con su USE Rossa Scotti, conjunto que se ubica actualmente en el sexto puesto, con marca de 15-10.

Además de su buen presente en el básquet europeo, Chagas ya mostró su enorme valor en el nivel internacional. Como por ejemplo en el Mundial U19 del 2019, donde a pesar de dar un año de ventaja, fue una de las figuras del certamen promediando 16,3 puntos, 5,6 rebotes y 2 asistencias a lo largo de siete presentaciones. Incluyendo una actuación de 20 puntos, 7 asistencias y 4 rebotes frente a una potencia como Canadá.

En la modalidad de 3×3 ganó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, mientras que individualmente hizo historia en la Copa del Mundo Sub 17 de 2018 al registrar un triple-doble de 17 puntos, 11 rebotes y 12 asistencias en un enorme triunfo de Argentina ante España.

Que Chagas haya sido drafteada no significa que vaya a sumarse automáticamente a la próxima temporada de la WNBA, sino que podría seguir desarrollándose en Europa. Claro que al momento en el que se incorporase a un plantel de la competencia norteamericana, estaría redoblando su logro histórico, transformándose en la primera argentina en jugar en esa competición.

Poco tiempo atrás brindó una entrevista a la CAB, en la que contó de su ilusión por llegar a la WNBA, entre otras cosas.

“Estar en el draft y tener la chance de jugar en la mejor liga es un objetivo que nunca voy a dejar de buscar. Hoy el principal es afianzarme en Europa y luego sí poder pensar en estar en un draft o llegar a esa competencia donde están las mejores. Sería un sueño. Realmente me ilusiona mucho. Por ahora sólo miro la WNBA, tengo varias ídolas jugando ahí y sueño con algún día tener la chance”, dijo.

“Que me digan que soy la joya del básquet femenino argentino es algo que me despierta gratitud y me llena orgullo. Quiere decir que todo lo que tengo no llegó por arte de magia sino por mi esfuerzo diario. No me genera nada negativo, lo tomo con un lindo mimo de esta hermosa profesión”.

Chagas se inició en Casa de Padua, un club del Oeste en el que cuentan que, con 12 años, jugaba con varones más grandes. Luego pasó por Vélez, Indios de Moreno y Berazategui hasta saltar a la fama en un campus internacional en Bahamas, cuando fue la MVP y recibió propuestas importantes de distintos países. Flor eligió Italia por sobre universidades de Estados Unidos. Tenía apenas 16 cuando aceptó la oferta de Schio… Arrancó en las divisiones menores del club pero se entrenó con el primer equipo y hasta jugó amistoso contra el equipo que sería campeón de la Euroliga.

Fueron momentos top para un talento precoz, que incluyó el primer triple doble de la historia en un Mundial U17 femenino. Sus 17 puntos, 12 rebotes y 12 asistencias impactaron a todos, más allá de sus 16 pérdidas, en aquel triunfo ante la poderosa España. “Obviamente que fue un orgullo, pero nunca lo sentí como un premio personal sino de equipo. Fue un hermoso partido que nos permitió medirnos de igual a igual con una de las potencias del mundo. Es verdad que hice mucho, tomé decisiones, pero yo tenía un rol en ese equipo y lo cumplía, con alegría y responsabilidad”, recuerda quien en los primeros 13 partidos de esta temporada de la Lega –primera división- promedia 9.6 puntos, 36% dobles, 32% triples, 2.3 rebotes, 1.6 asistencias y 23 minutos.

-¿Cuáles son tus referentes?

-Internacionales me gustan una chica francesa, Mariane Johannes, y un alero estadounidense, Allie Quiley. En Argentina miro mucho a Melisa (Gretter) y Facu (Campazzo).

-¿Te considerás más base o más escolta?

-Me siento cómoda en ambas posiciones. Hoy, realmente, no hay tantas diferencias entre posiciones, más en este nivel, pero si tengo que decirte una, apunto a ser base y siento que es una tarea más difícil.

-¿Y cuál es tu máximo sueño?

-Estar en los Juegos Olímpicos de París 2024, sería la primera vez en la historia para el básquet femenino del país.

-Tu hermana Luciana juega para Uruguay, está en Aguada, donde ha crecido mucho, ¿cómo ves la chance de enfrentarte a ella, tal vez en un Sudamericano? ¿Qué te generaría?

-Enfrentarme con Luciana sería una de las cosas más increíbles que me podría pasar. No sé cómo la viviremos pero sin dudas seremos muy felices porque estar en una cancha con ella, compartiendo, aunque seamos rivales, sería un lujo y un orgullo para toda la familia.

Comentarios