Edición Impresa, Sociedad

Una apertura al conocimiento

La Fundación Italia trabaja, desde 1985, en pos del pensamiento político y empresarial en la ciudad y el país. Además, promueve estudios culturales y sociales con destacados personajes de cada tema tratado

Passaro: “Somos una entidad que suma esfuerzos para difundir la cultura”.(Foto: Marcelo Manera)
Passaro: “Somos una entidad que suma esfuerzos para difundir la cultura”.(Foto: Marcelo Manera)

Un grupo de italianos unió fuerzas en 1985 y creó la Fundación Italia, hoy llevada adelante por profesionales rosarinos que abren una puerta a la cultura y al saber en nombre del país europeo. Preparan un seminario que analizará los pormenores del país venidero en el marco del Bicentenario, con personajes de la política nacional como Eduardo Duhalde y Fernando De la Rúa. La Fundación Italia se encuentra en Jujuy 2553 y brinda, entre quienes se encuentran vinculados a Italia por lazos culturales o de sangre, una entidad con capacidad de darle a la comunidad emprendimientos culturales de jerarquía.
Fernando Passaro, presidente de la fundación, recordó el comienzo de las propuesta cultural. “Nuestro primer trabajo como entidad fue en 1985 con la Misa de Réquiem, de Giuseppe Verdi. Estuvo pensada en la idea de ofrecer una obra de altísima jerarquía pero con recursos (humanos y técnicos) locales. Más tarde se presentó Madamme Buttefly, en el escenario del teatro Auditorio Fundación Astengo”, recordó.
Al mismo tiempo, remarcó que “la fundación es una institución de rosarinos que homenajean a los originarios de esta idea y no se erige como entidad vinculada al quehacer extraño a la ciudad; sino que es una entidad que suma sus esfuerzos para la difusión de la cultura como medio de mejorar nuestra calidad de vida a través del cambio del comportamiento de la ciudadanía”.
El titular de la entidad continuó brindando detalles de la historia de la institución y expuso la evolución de las propuestas brindadas cuando explicó la apertura de espacios a otros conocimientos. Entre las nuevas ideas surgieron tres líneas de acción rectoras de la fundación: la realización de seminarios, estudios literarios e investigaciones.
“Así surgió la difusión científica, con dos figuras de excepción. Una fue el argentino Mario Bunge, radicado en Montreal (Canadá) que, merced a nuestro esfuerzo junto a la Universidad Nacional de Rosario pudimos traerlo para un seminario formidable sobre filosofía. También contamos con la presencia del doctor Mario Ponticelli, especialista de primer nivel en nefrología. En ese caso tuvimos la oportunidad de traerlo junto a la Universidad de Milán y se dio un curso en actualidad sobre la materia que le compete”, detalló.
Desde hace ya varios años, se realiza un seminario anual dedicado a la política y economía titulado: La Argentina de hoy y la Argentina predecible. En tanto, para los amantes de la literatura, se puso en marcha el seminario de estudio de clásicos, con obras de autores como Homero, Virgilio y Dante Alighieri. “Estos son dedicados a aquellos autores que han generado un pensamiento perenne”, explicó Passaro.
El tercer módulo es el apoyo a la investigación. “Patrocinamos un foro de investigación que ha publicado su primer libro”, dijo con orgullo el presidente de la Fundación Italia. El texto, que revela datos históricos sobre el exilio en el mundo ha sido el puntapié de una serie de publicaciones de la institución que continuará con la publicación de un trabajo sobre las redes sociales y cómo el poder político influyó sobre las mismas, a lo largo y ancho del globo.
Passaro se detuvo en los seminarios anuales sobre la realidad e historia política y social de Argentina: “Para este seminario  hemos convocado a un sinfín de pensadores, lideres políticos y empresariales para que, con su pensamiento, nuestros adherentes  tengan una visión amplia de lo que depara al accionar empresarial, político y socioeconómico en el país”. Adelantó que el del año próximo, en el marco de la celebración del Bicentenario, contará con la presencia de Eduardo Duhalde, Fernando De la Rúa, Carlos Pedro Blaquier, Horacio Verbitsky, Alfonso Prat Gay, Alberto Fernández, Hermes Binner y Mario Alberto Lamas.
“A sólo meses de celebrar el Bicentenario, considero que si pudiéramos colocar nuestra mirada en 1810 veríamos que estaba todo por hacerse. Lamentablemente, si dirigimos nuestra mirada a 1910, no hubiéramos podido encontrar la satisfacción. En cien años no se logró armar un Estado y colocarse en una posición envidiable. Han quedado muchas cuestiones político y sociales pendientes. En tanto, en 2010 volvemos a sentir esa desazón: tenemos un país que no conforma a nadie y no genera felicidad y en el que todo, aún, está por hacerse. Por eso citamos a tantos personajes de la política argentina de los últimos años, para que nos expliquen qué ha pasado”,cerró.

Comentarios