Edición Impresa, Policiales

Un video permitirá identificar a los homicidas de Moreira

Por Lucía Demarchi/ Carina Ortiz.La Justicia ordenó peritajes sobre la filmación que muestra parte del linchamiento de David Moreira en barrio Azcuénaga.


 

Dos jóvenes. Dos jóvenes vestidos con remeras blancas, bermudas y zapatillas. Uno, con la cara tapada, patea en la zona baja de la espalda a un muchacho tirado en medio de la calle. El otro, de puntín, le pega una, dos, tres, cuatro, cinco veces en la cabeza. Alrededor, algunas personas fiscalizan la golpiza, o ni siquiera la miran. También hay alguien que grita: es una mujer que pide que se detengan. Hay allí además alguien que filma y que deja registrada la escena. El video muestra parte del linchamiento del que David Moreira fue víctima la semana pasada en barrio Azcuénaga. En base a esas imágenes, que llegaron a manos de la Justicia y están siendo peritadas, los fiscales buscan identificar a los responsables de la golpiza que le quitó la vida al muchacho de 18 años.

“¡Basta, che! ¡Basta!”. La cara de quien exclama estas palabras no aparece en el video de diez segundos que la Justicia examina para determinar quiénes son los responsables del asesinato de David Moreira, el pibe de 18 años que murió a fuerza de las patadas en la cabeza que le propinó una turba enardecida de vecinos de barrio Azcuénaga que lo había acusado de robarle la cartera a una joven. Quienes sí quedaron registrados en las imágenes son las personas que lo atacaron. O al menos dos de ellas. Y otras que oficiaron de testigos del castigo inquisitivo, mirando o haciendo la vista gorda. Los que patean son dos pibes jóvenes que, para la justicia, son identificables.

Desde el Ministerio de la Acusación detallaron que el material que ahora tienen en sus manos le llegó a un empleado de la Fiscalía vía WhatsApp (aplicación de mensajería para celulares). Esa persona lo acercó a los investigadores, que enviaron el video a la Policía Federal para que sea peritado. Como el fin es identificar responsables, lo que se busca es obtener mayor nitidez. “Con el material se los va a poder identificar. Intervienen técnicos para poder mejorar el video. Las personas que se ven son personas jóvenes”, explicó el fiscal Florentino Malaponte, a cargo de la causa.

Para los investigadores, la muerte de David Moreira se enmarca dentro del delito de homicidio, “sin atenuación ni justificante”, ya que se observa una actitud de los agresores para matar a Moreira, a quien continuaron golpeando en el piso cuando se encontraba ya semiinconsciente, tenía los brazos vencidos y la cara ensangrentada. Otro de los puntos que está en el eje de la investigación son las manchas de sangre que fueron halladas en la escena del linchamiento. Es que si bien Moreira fue hallado por la Policía inconsciente en el cruce de Marcos Paz y Liniers, a unos treinta metros del cruce de ambas calles había otro charco escarlata, lo que hace suponer que el muchacho, ya desvanecido, fue atacado en un lugar y luego arrastrado hasta otro.

Causas y medidas

Los fiscales explicaron que la investigación tomó dos caminos. Por un lado, se busca dar con los autores del crimen de Moreira y, por el otro, se investiga el hecho del supuesto robo que cometió la víctima antes de ser atacada. Los representantes del Ministerio explicaron que en los últimos dos días se realizaron  medidas en ambos sentidos. Por el crimen del joven hubo dos allanamientos en barrio Azcuénaga. Uno en una vivienda que tiene cámaras de seguridad que podrían haber capturado imágenes del hecho. El otro en una casa donde se secuestró un celular, una cámara fotográfica y un pendrive. Ambos arrojaron resultados negativos.

En tanto, por el robo, allanaron la vivienda del supuesto cómplice de Moreira, en Carrasco al 2500. Allí la Policía fue recibida por la familia del sindicado conductor de la moto, pero no lo encontraron ya que “lo habían echado”, dijeron.

Por amenazas, las denuncias pueden ser anónimas

De acuerdo con los investigadores, aunque no hay una denuncia formal, sí hay algunos vecinos de barrio Azcuénaga que dijeron haber sido amenazados para no declarar. Es por esto que desde el Ministerio de la Acusación de la provincia solicitaron que, aunque sea en forma anónima, quienes tengan datos o elementos que puedan servir para esclarecer el crimen se acerquen a la Fiscalía y los entreguen en cualquier formato. Mientras tanto, los pesquisas continúan tomando testimoniales a la gente de la zona.

Otros dos casos violentos

Al menos hubo dos nuevas golpizas colectivas a presuntos ladrones: a las 22 de anteayer, en Laprida al 4800, dos hombres dijeron haber visto a un joven intentar robarle a otro. Lo retuvieron, y varios se arremolinaron para agredirlo. La Policía llegó y el chico de 17 años fue atendido por traumatismos leves. Ayer, en San Martín y Mendoza (foto), tras el arrebatato del celular a una joven, transeúntes cercaron a un menor y empezaron a golpearlo. Un motociclista se bajó y comenzó patear en la cabeza al chico. Ante la reprobación de algunos, se marchó.

Comentarios