Edición Impresa, Sociedad, Últimas

Un sitio web que reúne los “días felices” de la gente

El diseñador Fabián Muggeri inauguró una página de internet en la que invita a contar experiencias gratas.

El sitio www.muchosdiasfelices.com reúne una serie de relatos breves divertidos, luminosos y conmovedores que el diseñador Fabián Muggeri armó luego de pedirles a sus amigos escritores, músicos y artistas que le regalaran en diferentes soportes y formatos lo que consideraban un día feliz en sus vidas.

Los “días felices” sumergen al internauta en postales diversas, como los acordes de Sandra Mihanovich, donde canta a su ahijado recién nacido una versión traducida de la canción “O Leãozinho” de Caetano Veloso, o la imagen del artista Alberto Passolini adolescente, bailando en el acto de fin de año del colegio en el número musical “Fiebre de sábado a la noche”.

Por estos días, más de 250 días felices conforman este gran relato coral, que van de la foto de un suculento plato de comida de Michele Molinari, al implacable e inmenso paisaje “Silencio”, del fotógrafo Esteban Pastorino o la imagen de Patricia Noussan, de paseo por una montaña nevada a caballo de su querido Damasco.

Para la poeta Irene Gruss, el suyo fue a orillas del río Uruguay, mientras que para el periodista Diego Manso se trató de una tarde en un acuario junto al ser querido, o para la artista Marta Minujín fue casualmente una noche: “Cuando vi por primera vez el Partenón de libros iluminado”.

Las infinitas y múltiples variantes que constituyen un día feliz desde la óptica de cada persona van desde un poema a un atardecer con amigos, al día del casamiento (la libreta en mano) y del nacimiento de los hijos a una excursión en Alemania, en un paisaje desolador y romántico que recuerda a un cuadro de la infancia.

La génesis del sitio se puede encontrar en la novela “Una dama perdida”, de la enigmática escritora norteamericana Willa Cather, donde uno de los personajes brindaba “Por muchos días felices” cada vez que alzaba su copa, concepto que Muggeri tomó en principio para difundir su web como diseñador.

“Comencé a pensar en darle un formato de libro o site en donde poder archivar días felices de amigos, artistas, fotógrafos, periodistas que leo, admiro y sigo con atención”, cuenta Muggeri.

“Convoqué a unas 60 personas que me regalaron el relato de un día feliz de sus vidas en el formato que más cómodo les quedaba. Lo hice con tres meses de anterioridad y el 1° de enero pasado lo puse on line. El resultado me llena de alegría”, se enorgullece el diseñador.

A sólo un mes y días de su publicación, el sitio ya fue visitado por más de siete mil personas, cosechó en su página de Facebook más de 700 seguidores y cada día incorpora nuevas publicaciones (ya que todos aquellos que visiten la página pueden participar con su felicidad), así que “podemos decir que efectivamente todos los días hay nuevos días felices”, dice Muggeri.

“Éste es un recuerdo suntuoso –advierte la poeta Diana Bellessi–: tendría dos años, o tres, es una mañana de septiembre y brilla el sol sobre las cosas. Mi mamá me despierta y me lleva en brazos a los fondos de la casa; siento su olor, su calidez; allí me dice dulcemente: «Voy a mostrarte qué es la primavera»”.

“Me señala las flores de paraíso –prosigue la poeta– y me hace sentir su perfume, la calidez del sol y la frescura de la sombra, y bailamos apretadas una en otra bajo el cielo de la primavera. Fui feliz, el momento más feliz de mi vida, y en el ritmo y el silencio del amor de mi madre se selló mi destino de poeta, canté en mi corazón”.

Para algunos, el día feliz es una tarde de verano en Punta Indio (“sentir el silencio, ver y escuchar el canto de los pájaros, mirar el río y sorprenderse por el misterio de la naturaleza”), para otros es un mapa de Berlín con un montón de marcas de las calles y lugares que se quiere recorrer y para otros, una tarde de otoño, descalzos sobre un montón de hojas, lejos de casa, con la certeza de que es tiempo de volver.

“Todos hacen mi día feliz”, resume Muggeri sobre su creación, de la que se puede participar mediante un texto, una foto, una ilustración o collage (escaneada con las mismas características que la foto), un video en mp4 o música en mp3, con una breve explicación, y enviarlo a [email protected]sfelices.com.

Comentarios