El Hincha

España

Un rosarino buscará cambiarle la cara al Real Madrid

Santiago Solari, con 42 años, fue elegido para ser el reemplazante de Julen Lopetegui al frente del Merengue. El Indiecito venía de dirigir la filial y este martes asumirá al frente del primer equipo de la Casa Blanca. ¿El debut? Este miércoles ante el modesto Melilla por la Copa del Rey


Nació en Rosario. De familia bien futbolera. Con papá y tío referentes de la dirección técnica. Triunfó en River y de joven emigró al Viejo Continente. Hizo gran parte de su carrera en Real Madrid, donde ganó títulos y se ganó también un nombre. Dejó el fútbol, pero siguió ligado. Hoy, a los 42 años, le llega la gran oportunidad pero del otro lado de la línea de cal: Santigo Solari fue nombrado nuevo director técnico de Real Madrid, tras la destitución de Julen Lopetegui luego de haber sido vapuleado el Merengue el domingo en el Camp Nou contra Barcelona.

Por ahora de manera interina, el Indiecito asumirá este martes al frente del plantel multicampeón de España y de Europa, según anunció la Casa Blanca en un comunicado oficial.

Solari, hasta ahora entrenador de la filial Real Madrid Castilla, dirigirá al Merengue en los próximos encuentros, empezando por el partido de Copa del Rey de este miércoles contra el modesto Melilla, mientras se decide un sustituto definitivo para Lopetegui.

El rosarino, que se había hecho cargo del filial en el verano de 2016, unos meses después del ascenso de Zinedine Zidane al primer equipo, parece ahora seguir los pasos del francés, convertido en el recambio de urgencia para el equipo blanco.

“Todos los profesionales del club estamos para apoyar al club en las buenas, por supuesto, y en los momentos difíciles con más razón”, había respondido recientemente tras un partido del equipo filial, en lo que fue interpretado como su disposición a ocupar el banquillo blanco si se le llamaba.

Cercano y dialogante

El ex mediocampista no cuenta con el aura que tenía Zidane, pero tiene fama de dialogante y de ser cercano a los jugadores, virtudes que tendrá que poner en práctica en un vestuario que conoce bien y del que formó parte entre 2000 y 2005, llegando a jugar junto a Zidane, Roberto Carlos o Ronaldo.

Él fue quien inició la jugada que en 2002 acabó con la recordada volea de Zidane que supuso la novena Copa de Europa para Real Madrid con un pase a Roberto Carlos para que este asistiera al francés.

Solari había llegado, con 26 años, al equipo blanco en 2000 tras jugar una temporada en Atlético de Madrid, en el que había aterrizado procedente de River.

El nuevo técnico merengue abandonó el Atlético de Madrid en la temporada en que estos bajaron a segunda división.

En el equipo blanco, Solari vivió cinco años exitosos en los que acumuló dos ligas (2000/2001-2002/2003), una Copa Intercontinental (2002), una Copa de Europa (2001/2002), una Supercopa de Europa (2002) y dos Supercopas de España (2001 y 2003).

Entrenador de la cantera blanca

El jugador “más sexy de 2002”, según una votación de los abonados a la televisión Canal+, acabó marchándose al Inter de Milán en 2005, aunque ya había estado a punto de ser traspasado al equipo italiano antes en 2002 al ser incluido inicialmente en la operación para la llegada del brasileño Ronaldo al equipo merengue.

Finalmente, Solari se quedó en Real Madrid otros tres años y la operación se completó con el pago de 10 millones de euros más por el brasileño.

El Indiecito jugó otras tres temporadas en Inter, antes de pasar también por San Lorenzo, Atlante, Peñarol y finalmente terminó colgando los botines con 34 años.

Tras retirarse como jugador, sacó la licencia de entrenador en 2011 para dirigir en las categorías inferiores de Real Madrid, desde donde ahora dará el salto al primer equipo.

Su nombramiento es provisional, pero quién sabe si unos buenos resultados podrían acabar por mantenerlo en el puesto.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios