Política

Domiciliaria para Brusa

Un represor que vuelve a su casa

El ex juez federal Víctor Hermes Brusa, sentenciado por secuestros y torturas, cumplirá el resto de su condena en prisión domiciliaria, por razones de salud. Lo resolvió la Cámara Federal de Casación Penal


El ex juez federal Víctor Hermes Brusa, condenado por delitos de lesa humanidad, completará su sentencia con prisión domiciliaria. La Cámara Federal de Casación Penal aceptó el pedido del ex magistrado, que invocó cuestiones de salud y afirmó que padece una enfermedad psiquiátrica que se fue agravando en prisión.

Brusa fue detenido en 2005. En diciembre de 2009 resultó condenado a 21 años de prisión por los delitos de privación ilegítima de la libertad y tormentos agravados. En 2014 recibió una segunda condena, de siete años, por el delito de asociación ilícita. La Justicia unificó las sentencias y le ordenó cumplir una condena efectiva de 23 años, hasta 2028.

Brusa estaba alojado en el pabellón de lesa humanidad de la cárcel de Las Flores, junto a otros represores condenados por delitos cometidos durante la última dictadura. Ahora, con la decisión de la Cámara Federal de Casación Penal, el ex juez federal terminará de cumplir su sentencia en su domicilio, en la ciudad de Santa Fe.

La defensa del ex magistrado inició el pedido de prisión domiciliaria en 2017. En ese entonces, aseguraron que Brusa “padece una enfermedad psiquiátrica de larga data, por lo menos desde 2006, que fue evolucionando y agravándose a lo largo de los 12 años de detención”. Además, indican que el deterioro cognitivo actual “evolucionó negativamente como consecuencia de las condiciones de encierro y el alejamiento de los vínculos familiares”.

En la resolución de la Cámara, se justifica la decisión debido a las condiciones de salud de Brusa: “Se encuentra privado de libertad desde el 2 de febrero de 2005, por lo que la expresión de impunidad que podría significar la obtención de la morigeración penitenciaria, se encuentra neutralizada en razón del tiempo de detención transitado hasta la fecha”.

Durante la última dictadura, Brusa fue secretario del juez federal Fernando Mántaras y formó parte de una patota, junto a policías provinciales, dedicada al secuestro y la tortura de dirigentes políticos, gremiales y estudiantiles.

En democracia ascendió al cargo de juez federal, que ocupó hasta el año 2000 cuando fue destituido por el Consejo de la Magistratura por haber obstruido la investigación de un accidente de lancha del que fue protagonista, ocurrido en 1998 en la ciudad de Santa Fe.

Con la reapertura de los juicios por los crímenes de la dictadura, quedó detenido en 2005 y, cuatro años más tarde, se convirtió en el primer funcionario judicial condenado por delitos de lesa humanidad.

Piden nueva condena para el ex juez represor Víctor Hermes Brusa

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios