Edición Impresa, Política

Un puente demasiado lejos

Cristina Fernández y José “Pepe” Mujica acordaron monitorear el río Uruguay y reconocieron sus "limitaciones" sobre el corte del puente. El bloqueo "perjudica, pero la represión no es una solución".

La presidenta Cristina de Kirchner y su par uruguayo, José Mujica, acordaron ayer avanzar en 60 días con un plan de monitoreo conjunto del río Uruguay por la planta papelera Botnia y reconocieron sus “limitaciones” para levantar el corte de ruta en Gualeguaychú.

En conferencia de prensa luego de un encuentro bilateral en la residencia de Anchorena, la presidenta Kirchner dijo que el bloqueo al puente San Martín “perjudica a los uruguayos y al pueblo de Gualeguaychú”, pero reiteró que “la represión no es absolutamente una solución”.

“Hay una limitación institucional y política de un gobierno para adoptar otras medidas, que son las que reclaman otros sectores para luego, ante la mínima lesión de cualquiera, salir con título de represión y agravar el problema”, señaló la jefa del Estado.

Además, ratificó que su gobierno “no violará” el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya “por más que lo solicite cualquier organización” y se mostró confiada en que con el avance del monitoreo conjunto los asambleístas liberen el paso fronterizo.

“El tema del corte no lo va a resolver Uruguay, lo debe resolver el pueblo argentino y nosotros debemos ayudar a que el proceso madure con garantías suficientes para que se pueda dar. No sé cuando va a ser”, señaló a su turno Mujica.

En su mensaje, la presidenta Kirchner también remarcó que si bien en la Argentina “se han hecho denuncias ante la Justicia” por los cortes de calles “no hay ningún condenado por los cortes” y recordó incluso que el juez de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni consideró que el bloqueo en Arroyo Verde es “ilícito pero no un delito”. “En la Argentina no hay ningún condenado por cortes, desde los más violentos hasta los más inofensivos. Esto a mi criterio es una deficiencia del sistema que no me sería imputable”, indicó, tras remarcar que los bloqueos al tránsito forman parte de una metodología que no comparte porque “causó serios problemas”.

Recordó, incluso, la “Masacre de Avellaneda” en 2002, por la que fueron asesinados los jóvenes piqueteros Maximiliano Kosteki y Darío Santillán y “llevó a una crisis institucional y al adelantamiento de las elecciones”.

“El único gobierno que no acató un fallo internacional en la Argentina fue un gobierno dictatorial y nos dejó al borde de la guerra por el Canal de Beagle. Mi gobierno va a acatar el fallo de la Corte de La Haya que habla de que no se ha probado la contaminación y establece el monitoreo”, concluyó Cristina.

Dentro de dos meses, los mandatarios volverán a tener un encuentro bilateral, según anunció Mujica, luego de “acordar en esos 60 días los criterios de monitoreo del río en lo referente a la planta de celulosa y en todo el río”.

“Queremos que las dos sociedades pasen por el puente y lo vamos a lograr, porque lo imposible cuesta un poco más”, sostuvo Mujica.

La presidenta y Mujica firmaron además convenios de cooperación energética, de salud y defensa, entre otros, y acordaron reunirse en 60 días para presentar un plan de monitoreo conjunto del todo el cauce del río Uruguay.

Otro de los temas que señalaron los presidentes en la conferencia es la iniciativa de avanzar con el dragado del canal Martín García para favorecer la navegación y la actividad comercial y que también será tratado en la reunión acordada para dentro de dos meses.

Por su parte, el ministro de Salud, Juan Manzur, relató a la prensa la decisión de profundizar un acuerdo en materia de donación de órganos que incluye compartir metodologías y listas para que tanto uruguayos como argentinos puedan donar o recibir un órgano.

También la ministra de Defensa, Nilda Garré, hizo una reseña del avance de los acuerdos para llevar adelante políticas de defensa conjunta, en “capacitación de civiles, operativos conjuntos y tareas en cuerpos de paz en las que los dos gobiernos tienen mucha experiencia”, aseguró.

La comitiva que acompañó a Cristina estuvo integrada por el canciller Jorge Taiana y los ministros de Industria, Débora Giorgi, de Defensa, Nilda Garré y el viceministro de Economía, Roberto Feletti.

Comentarios