Policiales

Justicia terapéutica

Un programa para que adictos no caigan en el delito

La iniciativa está orientada a reducir el consumo de personas en conflicto con la ley penal y será implementada como prueba piloto.


Fue presentada la semana pasada por el secretario de Justicia de la Nación Santiago Otamendi.

Una iniciativa para implementar un tratamiento integral orientado a reducir el consumo de drogas, evitar la reiteración de conductas delictivas y favorecer la integración social de personas en conflicto con la ley penal fue presentada la semana pasada por el secretario de Justicia de la Nación, Santiago Otamendi.

El programa, destinado a personas que presenten algún conflicto con la justicia y se encuentren en situación de consumo problemático de sustancias es el resultado de un trabajo conjunto entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas (Sedronar), los ministerios Públicos Fiscal y de la Defensa y el Poder Judicial.

Según informaron, la iniciativa que lleva el nombre de “Justicia Terapéutica para el Tratamiento Integral de Infractores de la Ley Penal con Consumo Problemático de Sustancias Psicoactivas” se implementará con una prueba piloto.
“Se logró adaptar una experiencia internacional que ya funciona de manera exitosa en 16 países de América Latina, ajustándola a nuestra normativa penal y procesal vigente”, señaló Otamendi.

En ese sentido, el ministro sostuvo que las “estadísticas internacionales demuestran una reducción de la reincidencia delictiva ya que el 80 por ciento de los graduados de estos programas no vuelven al sistema como imputados”.

El Programa se implementará, inicialmente como prueba piloto, en el Juzgado Nacional de Ejecución Penal N°5, que asumirá el rol del primer Tribunal de Justicia Terapéutica (TJT) en el país. La Comisión del Programa será coordinada por el Ministerio de Justicia, que monitoreará su desarrollo, y se encargara de realizar las capacitaciones y difundir los informes de avance.

Tratamiento integral

La semana pasada, el procurador general interino, Eduardo Casal, mediante resolución PGN N°75/2018, dispuso la creación del Programa sobre Justicia Terapéutica del Ministerio Público Fiscal, que funcionará en el ámbito de la recientemente implementada Unidad Fiscal de Medidas Alternativas al Proceso Penal que interviene en el control y seguimiento de las suspensiones del proceso a prueba dictadas en el fuero Nacional en lo Criminal y Correccional.

La citada resolución consigna que los magistrados a su cargo ejercerán en forma conjunta o alternada la representación del Ministerio Público Fiscal ante el Juzgado Nacional de Ejecución Penal N°5, en las actuaciones referidas a los participantes que sean incluidos en el programa, que “propicia la identificación temprana de los consumidores de estupefacientes en el contexto del proceso penal, y les ofrece acceso inmediato a un tratamiento bajo la supervisión directa de un juez”.

Asimismo, el plan ofrece un tratamiento integral, a través de las herramientas que provee la justicia terapéutica, a las personas que padecen un consumo problemático de sustancias y que hubieren obtenido, en el marco de un proceso penal, la suspensión del proceso a prueba o la condena de ejecución condicional, priorizando los procedimientos de flagrancia, de conformidad con la legislación penal sustantiva y procesal vigente”, consigna el documento.

Según lo dispuesto los jueces podrán proponer el ingreso al programa, pero la participación de los candidatos será voluntaria.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios