Edición Impresa, Espectáculos

Un problema entre vecinos

Se estrenó el domingo, en el encuentro que tiene lugar hasta el 31 en Park City, el film “El hombre de al lado”, de la elogiada dupla de realizadores argentinos integrada por Mariano Cohn y Gastón Duprat.

entrevecinosLa película El hombre de al lado debutó el fin de semana en el Festival de Cine Independiente de Sundance como la única ficción argentina en competición y la primera de sus directores en este evento, según comentó el lunes a la agencia de noticias EFE el cineasta Mariano Cohn. El film, presentado el domingo, fue rodado el año pasado en la Argentina y relata la historia de dos vecinos enfrentados por la decisión de uno de ellos de abrir una ventana mirando a la otra casa.

“Se trata de un tema universal”, dijo Cohn, quien no obstante confesó que estaba nervioso antes de la proyección. “Nunca sabés cómo se lo va a tomar la gente, pero la sala se llenó y el público fue muy cálido”, comentó satisfecho.

Tanto para Cohn como para Gastón Duprat, codirector, la presente es su primera visita al Festival de Sundance, evento anual que se realiza Park City (Utah, Estados Unidos), donde se dieron a conocer cineastas como los hermanos Coen, Quentin Tarantino, Spike Lee, David Lynch y Richard Linklater, entre otros, y que en los últimos años ha supuesto un importante trampolín para muchos títulos en los Estados Unidos.

Films premiados recientemente en el festival, como La nana, Frozen river y Man on wire se abrieron paso poco después hasta llegar a los Globo de Oro e incluso a los premios Oscar. Por ejemplo: un camino similar parece esperarle en 2010 a Precious, película ganadora del gran premio del jurado de la pasada edición de Sundance, y favorita para competir por las estatuillas de los Oscar en la gala que se realizará la primera semana de marzo en Los Ángeles.

El hombre de al lado, protagonizado por el dramaturgo y actor Rafael Spregelburd junto al cómico Daniel Aráoz, recibió un sostenido aplauso del público tras su exhibición, y las primeras críticas que se publicaron fueron muy positivas.

La trama del film es sencilla, y muestra el registro de la difícil convivencia entre dos vecinos antagónicos que comienzan a observarse a través de una ventana. Uno es un diseñador prestigioso y amante del arte, mientras que el otro es un vendedor de autos usados sencillo y vulgar.

“Es como ir a jugar al Mundial de Fútbol”, explicó Cohn, quien ya había intentado participar en esta cita cinematográfica en su anterior edición con El artista (2008).

El hombre de al lado llegó a Sundance después de adjudicarse el título de mejor película argentina de la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y con la intención de encontrar distribución en los Estados Unidos, al margen del resultado que depare la competencia.

“Para nosotros sería un lujo poder estrenar acá; el film tiene condimentos para funcionar porque toca la problemática de los vecindarios, y se trata de un conflicto universal. Es un drama con pases de comedia y con un final inesperado”, explicó Cohn, quien reconoció que “aún no hay ninguna oferta concreta” para estrenar su película en los Estados Unidos.

Los productores barajan la posibilidad de salir en los cines del país del norte, como ya ocurrió en Italia con la elogiada El artista, y también editar el film en formato DVD.

Cohn no descartó que el título pudiera dar origen a una adaptación estadounidense, como ha ocurrido con otras historias, al tiempo que citó Abre los ojos (1997), del español Alejandro Amenábar, y la versión posterior, Vanilla Sky (2001), protagonizada por Tom Cruise en Hollywood. “Me parece que tiene ese potencial”, comentó Cohn, a quien no le importaría volver a dirigir la historia.

El hombre de al lado concursa en Sundance junto con otras 13 películas en la categoría Cine internacional, una lista en la que está la española Yo, también, la coproducción colombiano-peruana Contracorriente y la boliviana Zona sur.

El siguiente proyecto de la exitosa dupla Cohn-Duprat, Querida, voy a comprar cigarrillos y vuelvo, traspasará las fronteras argentinas y se filmará en otoño de este año entre Turquía y Nueva York con guión de Alberto Laiseca.

El primer largometraje de este creativo dueto de directores fue el polémico documental Yo presidente (2006), en el que hicieron una semblanza de los mandatarios de la democracia argentina, que fue premiado en festivales de México y España.

Comentarios