Política

Con letra del FMI

Un presupuesto de ajuste en busca del equilibrio fiscal

Participación estelar de los diputados santafesinos en el debate por el presupuesto 2019: Luciano Laspina defendió el proyecto oficial; Silvina Frana y Luis Contigiani fueron dos de los más críticos opositores


Los diputados nacionales santafesinos expusieron en el debate.

Los diputados santafesinos tuvieron participación central durante el debate por el presupuesto nacional 2019. Luciano Laspina (PRO-Cambiemos) fue el miembro informante del oficialismo, defendió el proyecto en el recinto, recalcó los cambios que se hicieron a última hora para conseguir apoyo del peronismo “dialoguista” y, luego, fue el blanco principal de las críticas de los diversos sectores de la oposición.

Laspina, en su rol de presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados de la Nación, fue el encargado de defender el proyecto oficial. Hizo hincapié en las distintas medidas adoptadas por el gobierno nacional para lograr el déficit primario cero y postuló que el actual momento económico del país requiere de la “responsabilidad” de todos los sectores políticos.

A lo largo de su discurso, el diputado macrista hizo diversas alusiones al “descontrol fiscal” de los gobiernos kirchneristas y contrastó esas políticas con el proyecto de Cambiemos que apunta al equilibrio de las cuentas públicas. Desde la oposición le achacaron que, en realidad, esa es una de las metas exigidas por el FMI para renegociar el acuerdo de junio.

En tono electoral, Laspina pidió a los ciudadanos “no castigar al gobierno que le tocó pagar los platos rotos de la fiesta populista”. Y subrayó que “para que la Argentina crezca y haya estabilidad” debe haber déficit cero.

Según el diputado nacional que representa a Santa Fe, en “los últimos 50 años” hubo “una crisis fiscal en promedio cada cinco años” porque “quizás ustedes –en directa referencia a los diputados kirchneristas– fueron los mejores, pero no los únicos, en el descontrol fiscal”.

Laspina hizo hincapié en la “herencia” recibida por Cambiemos: “El kirchnerismo nos dejó casi cuatro puntos de déficit, un legado inédito. El gasto público pasó del 26% del PBI al 46% y, al final del camino, no reportó un solo indicador de mejora en los datos de pobreza, infraestructura, salud, educación y mucho menos en seguridad y lucha contra el narcotráfico”.

“Para explicar el presente hay que explicar el pasado y después mirar al futuro”, siguió Laspina, al cuestionar que en el gobierno anterior se registró “el gasto público más alto de la historia con los impuestos más caros del mundo y un déficit infinanciable”.

Luego, el titular de la Comisión de Presupuesto reconoció el “fracaso del gradualismo” impulsado por la gestión actual, pero lo adjudicó al “fracaso de un país con una larguísima historia de incumplimientos”. Fue allí cuando defendió el acuerdo con el FMI ya que se hizo en busca de equilibrar las cuentas “pero priorizando la inversión social”.

Recortes a los municipios

En el recinto, Silvina Frana (PJ) criticó el proyecto oficial: “Este presupuesto atenta contra la soberanía política y contra la independencia económica”, en referencia a las demandas del FMI. “Me pareció injusto cuando el diputado Laspina habló de la historia porque se olvidó de los últimos tres años”.

“Este presupuesto nos pone de rodillas ante el mundo, tiene rasgos de ilegalidad y contiene artículos de cuestiones tributarias que no tienen nada que ver con un presupuesto”, cuestionó la diputada santafesina. “El déficit cero es un objetivo que nos impuso el FMI para asegurarse el cobro de nuestras acreencias, pero de ninguna manera es para el bien de nuestra gente”.

En otro tramo de su discurso, Frana remarcó que “los municipios y las comunas están ahogados” y dijo que con el nuevo presupuesto “recaudarán menos y tendrán que afrontar más demandas”. En ese sentido, cabe recordar que un grupo de intendentes de todos los partidos políticos de Santa Fe –excepto Cambiemos– hizo gestiones ante los diputados para tratar de frenar los recortes de la Nación sobre el gasto público que los afectarán en forma directa.

La deuda y las obras

Otro diputado santafesino, Luis Contigiani (Frente Progresista), remarcó en el recinto que el presupuesto 2019 contiene fuertes recortes sobre la obra pública que impactarán en todas las provincias y recordó que no hay partidas previstas para el pago de la deuda por coparticipación que mantiene la Nación con Santa Fe y sobre la cual hay fallo firme de la Corte Suprema de Justicia para que esos recursos (54 mil millones de pesos según el último cálculo del gobierno santafesino, que ya quedó desactualizado) sean devueltos a la provincia.

“El principal elemento que explica el fracaso de la Argentina no es el déficit fiscal”, tiró Contigiani en respuesta a los argumentos de Cambiemos, sino “la fuga de capitales y el modelo de acumulación financiera”.

Además, el ex ministro de la Producción de Santa Fe criticó el modelo macrista de exportaciones primarias y desindustrialización ya que, a su entender”, no permite que el país genera dólares genuinos, lo que deriva en “un proceso de endeudamiento permanente”.

Lilita no vio represión

La diputada Elisa Carrió no habló sobre la cuestión de fondo –el presupuesto– pero sí se refirió a los incidentes ocurridos fuera del Congreso y le apuntó además al kirchnerismo por las discusiones dentro del recinto.

Carrió defendió la actuación de las fuerzas de seguridad que reprimieron y detuvieron manifestantes durante el debate por el presupuesto. “No hubo represión”, tiró Lilita. “Sí hubo destrucción de los bienes públicos por parte de los manifestantes. Algún fiscal debe actuar en forma inmediata por la destrucción” en la zona del Congreso.

La aliada de Macri y líder de la Coalición Cívica utilizó las redes sociales para comentar la sesión. “El Frente Para la Victoria atenta contra la democracia al impedir el funcionamiento de la Cámara. Hubo dispersión con hidrantes, que es absolutamente legal y no hubo represión”, cerró Lilita.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios