Edición Impresa, El Hincha

Opinión

Un plus en los mano a mano

Este equipo demostró en la Copa Argentina y lo ratificó ante Gremio que sabe cómo jugar esta clase de partidos.


Central sabe cómo jugar esta clase de partidos. Es que demostró y ratificó ante Gremio una chapa que lució en el derrotero de partidos que lo llevó a disputar la final de la Copa Argentina el año pasado. El hecho de conocer a la perfección la forma de desenvolverse en “los mano a mano” le da un plus. Algo necesario para mantener la ilusión de adueñarse por primera vez de gran parte del continente americano.

Tal vez sea difícil de conocer el por qué. Pero este grupo de jugadores saca algo extra a la hora de jugar un mano a mano. Sólo flaqueó con Ferro Carril Oeste, pero pasó por penales. Ya que por el trabajo que tuvo Diego Ceballos, la final de la Copa Argentina ante Boca en Córdoba está exenta de cualquier análisis.

Lo que mostró el año pasado no solamente lo ratificó, sino que lo mejoró. Central viene de poner de rodillas a uno de los grandes del continente en octavos y tiene con qué hacerle frente al mejor de la etapa de grupos de esta edición de la Libertadores.

Un equipo con una idea fija y hambre de gloria. Un plantel conformado por jugadores con mucho amor propio y con un gran conocimiento de sus virtudes y limitaciones. Todos ellos dirigidos por un técnico ambicioso. Características invalorables que sin dudas harán lo suyo en la serie que comienza esta noche.

El Central modelo Libertadores ya conoce cómo jugar esta clase de partidos y eso es un plus. Además, el alma del equipo quedó dolida luego de haberse quedado sin nada en el plano local varias fechas antes del final y eso también pesará. El Canalla tiene un plus en el mano a mano y, a esta altura de la Copa Libertadores no es poca cosa.

Atlético Nacional: la radiografía del mejor equipo de la Copa Libertadores

Atlético Nacional de Medellín es el equipo que más puntos sumó en la presente edición de la Copa Libertadores. Y, además, es uno de los dos invictos de la competencia, mérito que comparte junto a Boca. Por la producción que vienen realizando los dirigidos por el técnico colombiano Reinaldo Rueda, Eduardo Coudet no dudó en calificar a los cafeteros como “el mejor equipo del torneo hasta ahora”. Y los números avalan los dichos del Chacho.

Hasta el momento, Atlético Nacional disputó 8 partidos en esta Copa, de los que ganó 6 y empató los 2 restantes. En esos encuentros, anotó 16 tantos y sólo recibió 2, manteniendo la valla invicta en 7 juegos.

En la fase de grupos de esta Libertadores, los colombianos derrotaron como locales a Sporting Cristal de Perú (3 a 0) y a Peñarol de Uruguay (2 a 0), y empataron sin goles ante Huracán. Mientras que como visitantes se impusieron en los 3 cotejos: Huracán (2 a 0), Peñarol (4 a 0) y Sporting Cristal (1 a 0). Luego, en octavos, Atlético volvió a cruzarse con el Globo, y lo eliminó; fue empate en Parque Patricios, y victoria por 4 a 2 en el Atanasio Girardot.

En cuanto a presencias, sólo 4 futbolistas del plantel de “la máquina verde” participaron en los 8 juegos de esta Libertadores. Son los casos del arquero argentino Franco Armani, del defensor Farid Alfonso Díaz, del volante Davinson Sánchez Mina y del delantero Víctor Ibarbo. De ellos, el atacante Ibarbo perderá la asistencia perfecta esta noche en Arroyito, ya que padece un problema muscular que le impedirá estar en su equipo.

Los goleadores del equipo de Medellín, con 3 tantos cada uno, son Marlos Moreno y Jonathan Copete. Moreno, que tiene apenas 19 años, participó en 7 encuentros; mientras que el ex Vélez Copete, de 28 años, estuvo en cancha en 6 partidos.

A todos estos buenos números de los colombianos hay que agregarle algo más. Desde que comenzó el año, Atlético Nacional disputó 26 encuentros oficiales: dos por Supercopa, 16 por el torneo colombiano y ocho por la Copa Libertadores. Y sólo perdió cuatro juegos, todos por el torneo (uno de local y tres en condición de visitante). Del resto de los cotejos, ganó 18 y empató cuatro; con una importante capacidad ofensiva, anotó 56 goles (más de dos por partido de promedio), y recibió 19.

Comentarios