País, Últimas

Un perro detectó 425 “ladrillos” de marihuana

El animal localizó la droga en el doble techo de una camioneta proveniente de Paraguay. Del procedimiento participaron efectivos de la Prefectura e integrantes de la AFIP local y la intervención del can detector de droga. La operación incautó más de 166 kilos de la sustancia.

Un perro de la Prefectura Naval detectó 425 “ladrillos” de marihuana escondidos en el techo de una camioneta, en el marco de un importante operativo realizado en la ciudad misionera de Puerto Iguazú.

Fuentes de la Prefectura informaron que la droga era trasladada a bordo de un convoy, compuesto por una balsa y un remolcador en la que se transportaban 8 vehículos.

El animal localizó la droga en el doble techo de una camioneta proveniente de Paraguay.
Del procedimiento participaron de manera conjunta efectivos de la Prefectura e integrantes de la AFIP local y la intervención de un perro detector de droga.

Como resultado de esta operación se incautaron más de 166 kilos de marihuana y fueron detenidos cuatro ciudadanos paraguayos.

Los voceros consultados indicaron que al producirse el desembarco de los vehículos y con el objeto de agilizar el control por la crecida del río Iguazú, agentes de la AFIP abordaron la balsa, junto con efectivos de la institución y el perro “Kiara” de la Prefectura.

Allí comenzaron a inspeccionar los automóviles y pudieron observar que un hombre, a bordo de una camioneta Toyota NOAH, gris y bordó, al percibir la presencia del personal se mostró sumamente nervioso.

Esta actitud despertó la sospecha de los efectivos, por lo cual, una vez que el convoy llegó a la costa, efectuaron un control minucioso del rodado, donde viajaban cuatro hombres, todos de nacionalidad paraguaya, de los cuales uno portaba una cédula de identidad falsa.

Kiara, adiestrado para la detección de drogas, ingresó a la camioneta y, a los pocos minutos, comenzó a ladrar y dar indicios de haber detectado algo a bordo.

Como resultado de esto, el personal de Prefectura advirtió que la camioneta presentaba modificaciones en su estado original de fábrica.

Al desarmar el tapizado del techo, se constató un fondo de chapa sostenido por medio de soldaduras, donde se ocultaban varios paquetes, sujetos con cinta de embalar, que estaban empapados con grasa.

Sin embargo, en su interior, contenían 116 kilos con 665 gramos de marihuana.

Comentarios