Edición Impresa, Policiales, Últimas

Un nuevo tribunal analizará el fallo por el caso Fraticelli

Deberán determinar si la sentencia que a fines de 2009 absolvió al ex juez y su esposa se ajustó a derecho.

Un tribunal especial, compuesto por tres jueces de Rafaela, dos de Santa Fe y uno de Rosario, analizarán el fallo por el cual el ex juez penal Carlos Fraticelli y su ex esposa, Graciela Dieser, fueron absueltos a fines de 2009 por la muerte de su hija Natalia, ocurrida en mayo de 2000 en Rufino.

El sorteo realizado por la Corte Suprema de Justicia santafesina fue solicitado por el fiscal de Cámara de Venado Tuerto, Fernando Iván Palmolelli. Anteayer (cuando se vencía el plazo legal) fueron designados los jueces que integrarán ese Tribunal: Juan José Oliva, Rodolfo Roulet y Hugo Degiovanni de la ciudad de Rafaela; Pedro Sobrero y Julio Cesar Rondita, de Santa Fe, y Ernesto Atilio Pangia, de Rosario.

Voceros del máximo tribunal santafesino explicaron que el fiscal de Venado Tuerto, Fernando Palmolelli, cuestionó la validez del fallo por “haber sido dictado sin la mayoría que establece la ley”. En consecuencia, a 11 años de la muerte de Natalia Fraticelli, todavía no está firme la sentencia.

En su escrito, Palmolelli resalta que “el recurso no es sobre la materia probatoria, sino sobre cómo se dictó la sentencia” y dijo que el fallo es “estructuralmente inválido porque no se conformó la mayoría establecida por ley para dictarlo”.

El abogado Carlos Edwards, defensor de Fraticelli, criticó en su momento la decisión del fiscal y dijo que “en el fallo hubo cuatro votos concordantes, ya que se pronunciaron por la absolución pero con distintos fundamentos”.

Al respecto, recordó que dos de los conjueces consideraron que el hecho fue un “suicidio”, dos una “muerte violenta” pero que no había pruebas para acusar a los padres de la víctima y el quinto se abstuvo porque así lo permite la ley orgánica. “Los votos no tienen que ser calcados, porque si no ¿dónde está la independencia de los jueces? Ellos valoraron los hechos de distinta manera pero llegaron a la misma conclusión, en este caso la absolución”, afirmó.

Edwards sostuvo también que el pedido del fiscal “no tendrá asidero en base a la jurisprudencia de la Suprema Corte de Santa Fe, que ya se pronunció en casos similares del fuero civil cuando hubo planteos acerca de la mayoría”.

Natalia fue hallada asfixiada en su habitación de la casa en la que vivía con sus padres y su hermano, en la ciudad de Rufino y desde el inicio se manejó como principal hipótesis que sus padres estaban relacionados con su muerte. El 14 de mayo de 2002, Fraticelli y Dieser fueron condenados a prisión perpetua como coautores de homicidio doblemente calificado. Si bien las defensas de ambos apelaron la sentencia en todas las instancias de la justicia provincial, las presentaciones siempre fueron rechazadas. El caso tuvo un vuelco cuando llegó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación y el 8 de agosto de 2006, el máximo tribunal nacional anuló la sentencia y ordenó que se dicte un nuevo fallo. Entonces, Fraticelli y Dieser obtuvieron la libertad condicional y rehicieron sus vidas por separado: ella en la ciudad de Rafaela, y el ex juez junto a su nueva pareja y ex terapeuta, Norma Tejedor. Hasta que el 20 de noviembre de 2009, Fraticelli y Dieser fueron absueltos por la Cámara de Apelaciones de Venado Tuerto en un nuevo fallo judicial.

De los cinco conjueces designados para resolver dicho caso, dos consideraron que la chica se suicidó, por lo que había “inexistencia de delito”, y otros dos sostuvieron que fue una muerte violenta. Sin embargo, como los dos últimos entendieron que había “dudas” sobre si los padres fueron los autores del crimen, votaron por la absolución, mientras que un quinto conjuez se abstuvo de votar al alcanzarse la mayoría requerida por la ley orgánica provincial.

La resolución que absolvió a Fraticelli y a su ex esposa fue firmada por los conjueces Eduardo Pascual, Juan Carlos Baravalle, Ariel de Armas, Roberto Landaburo y Héctor López.

Comentarios