Policiales

Zona sudoeste

Un nuevo acusado por el femicidio de María del Rosario Vera

Para la Fiscalía fue quien golpeó en la cabeza y estranguló hasta la muerte a la joven en Felipe Moré y Amenábar el año pasado para luego deshacerse del cuerpo en un volquete ubicado a pocos metros y prenderle fuego


María del Rosario era mamá de cuatro hijos.

La Justicia de Rosario dictó este miércoles la prisión preventiva para uno de los tres imputados por matar e incinerar a una mujer dentro de un volquete en la zona oeste, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Alberto Martín S. (de 35 años), imputado por “homicidio simple en calidad de coautor material” por el femicidio de María del Rosario Vera (de 23), una joven que a comienzos del año pasado fue hallada estrangulada y quemada.

El fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos Florentino Malaponte le atribuyó a Alberto S. haber asesinado a la joven el 4 de enero de 2018 a la 0.26, aproximadamente, en una vivienda de Felipe Moré y Amenábar, donde las investigaciones apuntan que la golpeó en la cabeza y la estranguló.

Luego, ayudado por dos cómplices –también imputados en la causa– envolvió el cadáver en una alfombra, lo cargó en una carretilla hasta un volquete ubicado en Felipe Moré y Gaboto, donde lo incineraron entre los tres, siempre según la investigación.

La jueza María Chiabrera aceptó la calificación legal presentada por la Fiscalía y le dictó a S. la prisión preventiva efectiva por el plazo de 90 días, indicaron desde el Ministerio Publico de la Acusación.

En el mismo caso fue imputado el suboficial del Comando Radioeléctrico de Rosario Andrés Nicolás Miguenz (30), quien presta servicio hace cuatro años en la Policía Federal y fue sindicado por la Fiscalía como el autor intelectual del hecho.

Miguenz se encuentra en prisión preventiva por “homicidio calificado por relación preexistente”, ya que la hipótesis de la investigación es que el suboficial y María del Rosario Vera mantenían una relación sentimental y estaban vinculados con la venta de estupefacientes.

Según los investigadores, en la prueba recabada surge que la joven estaba en pareja con Miguenz y los días previos a su asesinato buscaba un lugar para guardar drogas.

A su vez, testigos indicaron que el policía la culpaba de haberse quedado con una porción de los estupefacientes que él vendía.

Por el mismo hecho se encuentra imputado Hugo S. (de 45 años) por “homicidio simple en calidad de autor”, sobre quien pesaba además un pedido de captura nacional e internacional, señalaron fuentes del caso.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios