Edición Impresa, Sociedad

Un museo conmemora la visita del Che a la Patagonia

San Martín de los Andes fue epicentro de una jornada sobre la figura del guerrillero rosarino.

Entre las numerosas actividades, Calica Ferrer presentó su libro “De Ernesto al Che”.
Entre las numerosas actividades, Calica Ferrer presentó su libro “De Ernesto al Che”.

La Semana del Che, que se realizó en estos días en la localidad neuquina de San Martín de los Andes para rememorar el paso del líder revolucionario por la región, en 1952, reimpulsó la iniciativa de la Secretaría de Turismo de la Nación para crear un circuito en la ruta que siguió en sus viajes en motocicleta por la Argentina.

La celebración se hizo en La Pastera-Museo del Che, entidad que participa en el proyecto del circuito nacional junto con el Hogar Misionero del Che, de Caraguatay (Misiones), el museo Casa Ernesto Che Guevara” (Alta Gracia Córdoba) y el Centro de Estudios Latinoamericanos Che Guevara, de Rosario.

Representantes de todas estas entidades confluyeron en La Pastera para participar de la semana, que abarcó diversas actividades culturales y el lanzamiento del circuito turístico denominado La ruta del Che.

Daniela Staniscia, a cargo de la promoción de La Pastera, explicó que el proyecto comenzó a tomar forma en agosto del año pasado con la idea de vincular los destinos turísticos argentinos por los que pasó Guevara en dos viajes por Latinoamérica.

“La idea es mostrar en este recorrido por ciudades argentinas la vida del Che desde su niñez y adolescencia y el inicio de su epopeya revolucionaria. Por eso se unen los museos y centros de estudios del país, convocados por la Secretaría de Turismo”, indicó.

La iniciativa está en una etapa promocional tanto en la Argentina como en el exterior y cuenta con un decidido apoyo de Cuba a través de entidades que investigan la historia del Che, uno de los líderes que acompañó a Fidel Castro en la revolución.

Las actividades tuvieron epicentro en la semana que terminó ayer en La Pastera, que recibió a cientos de visitantes con muestras fotográficas, musicales, videos y conferencias, además de la exposición permanente sobre la visita del Che en el verano del 52, cuando estuvo durante cuatro días alojado en el establecimiento.

En ese marco presentó su libro “De Ernesto al Che” Carlos Calica Ferrer, quien acompañó a Guevara en su segundo viaje continental, cuando el joven rosarino comenzó a forjar su visión revolucionaria.

En el encuentro estuvieron la intendenta local, Luz Sapag; la diputada nacional Julia Perié (Misiones); el secretario general de ATE, Julio Fuentes, y el coordinador del programa por la Secretaría de Turismo de la Nación, Diego Conca, entre otras autoridades.

Fuentes destacó la tarea de preservación que hicieron de La Pastera los trabajadores de Parques Nacionales, quienes “custodiaron por años el predio para que no sea demolido”.

El museo fue emplazado en el galpón con fardos de pasto donde pernoctaron Guevara y  Alberto Granado en los inicios de su legendario viaje en moto por Latinoamérica, en 1952.

 La recorrida

 En el ingreso al predio un antiguo expendedor de nafta introduce al visitante en el contexto histórico del lugar, que además de los espacios utilizados por el líder revolucionario y su amigo, cuenta con un completo sector de librería, con materiales, publicaciones, fotos y libros editados por el Centro de Estudios Che Guevara de La Habana.

En la sala principal hay paneles biográficos del Che y fotografías inéditas, que ilustran su vida y su cosmovisión, la relación con Castro, los trabajadores y la familia.

También puede apreciarse allí un multimedia, producido por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), y un audiovisual que muestra la historia del Museo.

Además se proyectan otros documentales, discursos y entrevistas al Che y también hay un homenaje a los desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar.

Comentarios