Policiales

Más muerte, más dolor

Un muerto y dos mujeres heridas tras tiroteo en barrio Empalme Graneros

En poco más de tres cuadras de calle Cullen, del 1200 bis al 1500 bis, desconocidos dispararon a mansalva con una pistola calibre 11.25: un joven de 23 años murió y una muchacha y una adolescente también fueron alcanzadas por los plomos. Testigos dijeron que los homicidas filmaron el raíd sangriento


La Policía llegó de inmediato al lugar

Otra muerte enlutó a la zona noroeste de la ciudad en el atardecer de este miércoles, según informaron fuentes policiales. Así mayo cerró con 32 homicidios dolosos: más de uno por día.

En un ataque producido minutos después de las cinco de la tarde hubo al menos tres heridos, uno de los cuales, un hombre, falleció tras ser alcanzado por las balas.

Según voceros policiales, la balacera fatal se produjo en Cullen al 1500 bis de Empalme Graneros.

Allí, poco antes de las 17.30, resultó asesinado Gustavo Villalba, de 23 años, tras un ataque a tiros que le produjeron heridas múltiples, especialmente en la cabeza y el tórax.

El mismo raid sangriento llevado adelante por motociclistas dejó algunas cuadras más adelante otras dos víctimas, ambas mujeres, heridas por los plomos: Alejandra C., de 28, y Celeste P. de 15, domiciliadas en Cullen al 1200 bis, fueron trasladadas al hospital Alberdi para ser atendidas.

En el hospital, donde Villalba falleció alrededor de las 18, se determinó que la mayor había recibido un tiro en la pierna derecha, mientras que la más joven fue herida en el abdomen.

Mientras los uniformados cercaban la escena del crimen a la espera del gabinete criminalístico, la Fiscalía de Homicidios Dolosos en turno dictaba las primeras órdenes al personal de la Agencia de Investigación Criminal.

Una versión dio cuenta de que en el lugar habían sido incautadas al menos seis vainas servidas calibre 11.25.

Además, testigos dijeron que los tiradores filmaron con celulares el raíd de sangre y fuego que generó terror en esas cuadras del populoso barrio de Empalme.

El crimen es el número 133 en lo que va del año en el departamento Rosario, y se produjo en el mismo barrio cuya comisaría fue baleada horas antes, en un nuevo episodio de la saga violenta que envuelve a la ciudad y en la que dejaron un mensaje mafioso vinculado con supuestos apremios a presos de alto perfil alojados en cárceles provinciales.

Mayo, con 32 asesinatos, fue el mes con la segunda cifra más alta de 2023, precedido por febrero, en el que mataron a 33 personas en 29 días. Durante este mes, además, se sucedieron ataques a tiros contra instituciones policiales, como el ocurrido anoche contra la seccional 20, y educativas, varias de las cuales debieron suspender el dictado de clases por prevención.

Según datos del Observatorio de Seguridad provincial, de los 133 homicidios cometidos en el Departamento Rosario en lo que va del año, 24 se registraron en enero; 33 en febrero, 22 en marzo, 22 en abril y 32 en mayo.

Comentarios

10