Ciudad

Cabín 9

Un millón como recompensa por datos de Cristian Enrique

Se trata de un albañil de 22 años que está desaparecido desde el 23 de octubre. Su familia denunció que lo levantaron cuatro hombres vestidos de policías en la esquina de su casa de barrio Cabín 9, de Pérez


El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe ofrece una recompensa de un millón de pesos para aquellas personas que aporten datos útiles, relevantes y decisivos para conocer el paradero de Cristian Enrique. Se trata de un albañil de 22 años que está desaparecido el 23 de octubre. Su familia denunció que lo levantaron cuatro hombres vestidos de policías en la esquina de su casa de barrio Cabín 9, de Pérez. Y los investigadores hicieron un procedimiento hace una semana en la sede de la Policía de Investigaciones (PDI). En el medio de distintas versiones sobre la causa de su desaparición, la Policía Federal realizó rastrillajes con perros en Uriburu y Las Palmeras, donde hay un cañaveral, pero no lo encontraron. Una de las hipótesis sostiene que Enrique participó del secuestro de Miguel Collan, pero en la Justicia Federal, que detuvo a tres personas y busca a otras dos por el hecho, no tienen ni siquiera mencionado al joven.

El fiscal Matías Edery detalló en declaraciones a LT8 que la pesquisa partió de una denuncia que hizo la novia del chico quien aseguró que varias personas con chalecos de la PDI, en un Chevrolet Corsa blanco, lo subieron al auto y se dirigieron por la calle Las Tacuaritas hacia Las Palmeras. Después del hecho no hubo comunicación de Cristian con la familia. Y en ese contexto Edery investigan las actividades de Cristian y la participación de las fuerzas de seguridad.

El fiscal detalló que Prefectura realizó un requerimiento de información en la PDI. Buscaron los autos blancos de la fuerza y realizaron pericias para ver si había material humano relacionado con el joven. Pero hasta ahora no hay resultados. También relevaron las cámaras de seguridad.

Sobre la versión de que el joven habría participado en el secuestro del gitano Miguel, Edery confirmó que surgió la versión, pero no figura en el expediente federal.

Seguí leyendo: Piden procesar a trío por extorsionar a la comunidad gitana

 

“Mi hijo no desapareció, se lo llevaron”, dijo su mamá Carina a El Ciudadano tras admitir que están desesperados porque los días pasan y el muchacho no aparece.

Según relató Carina, minutos antes de las tres de la tarde del martes 23 de octubre su hijo Cristian se encontraba dentro de su auto con su novia, en Las Tacuaritas y El Ceibo, a metros de su casa del barrio Cabín 9. La mujer dijo que tanto la novia de su hijo como vecinos del barrio le contaron que un Chevrolet blanco sin patente visible se puso a la par. Adentro había cuatro hombres con vestimentas de policías, cuyos chalecos tenían la sigla PDI (Policía de Investigaciones). Los uniformados le dijeron a Cristian que saliera del auto y el muchacho obedeció sin ofrecer resistencia. Así lo subieron al Chevrolet y se lo llevaron. El auto blanco dobló en avenida Las Palmeras y despareció.

“A mi hijo lo lleva la Policía, eso me contaron, que tenían uniformes de policías, gorrita de policías, armas y chalecos de PDI. Fue un día después de la seguidilla de allanamientos que hizo (Maximiliano, ministro de Seguridad) Pullaro en el barrio”, siguió Carina e hizo referencia a un megaoperativo destinado a esclarecer el secuestro extorsivo de Collan, un comerciante de la colectividad gitana.

Seguí leyendo: “Mi hijo no desapareció, a mi hijo se lo llevaron”

 

“Él no tenía el celular encima. Tampoco ninguna identificación, como el documento, porque estaba en la esquina de su casa. Y menos que menos problemas con nadie. Por eso estamos desesperados. Como madre sólo puedo pensar que se equivocaron de persona. Por eso nos presentamos en la marcha pidiendo por favor que lo busquen. Vamos a seguir buscándolo, su familia y sus amigos, con pancartas y fotos. Cristian es el mayor de mis tres hijos”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios