Ciudad, Edición Impresa

Fresco y barato

Un mercado para todos

El Concejo aprobará hoy el proyecto mediante el cual se creará el Mercado de la Economía Social, en el que los productores de alimentos ofrecerán mercadería a los clientes sin intermediarios.


Durante la sesión de hoy en el Palacio Vasallo cobrará fuerza de ordenanza el proyecto del radical del Frente Progresista Sebastián Chale para la creación del “Mercado de la Economía Social”, el que busca satisfacer la provisión de alimentos frescos, orgánicos, naturales, no perecederos y autóctonos, como también productos artesanales finales e intermedios, garantizando así la seguridad alimentaria y el desarrollo local. El bosquejo de la norma que se someterá a debate en el recinto incluye algunos artículos agregados por el edil peronista Carlos Cossia, relacionados con la comercialización directa para amortiguar precios.

Si bien el lugar en donde funcionará el mercado aún no está definido, en un primer momento Chale sugirió que un sitio posible, ya sea por su ubicación o extensión, podría ser el Patio de la Madera, frente a la Terminal de Omnibus Mariano Moreno. No obstante, en el texto que obtuvo el visto bueno el martes pasado en la comisión de Producción del Concejo, se dejó establecido que el Ejecutivo será el que defina el espacio físico, el cual deberá contar con las “características adecuadas”.

“En el Patio de la Madera podrían montarse entre 80 y 90 puestos o quizás más, pero será algo que deberá afinar el Ejecutivo”, agregó Chale.

El proyecto, que busca reunir en un sitio único a un número importante de feriantes y productores locales, funcionará bajo la órbita de la Secretaría de Economía Social municipal. Desde el área mencionada, su titular, Nicolás Gianelloni, destacó la importancia de la aprobación de la ordenanza y recordó que “una de las marcas de Rosario son las ferias en espacios públicos, por lo que queremos avanzar en ese sentido”.

Precios altos y especulación

Entre las argumentos que respaldan la iniciativa, se destaca que los actuales índices de inflación han crecido exponencialmente, fomentados por la especulación comercial, lo que llevó a algunos productos de la canasta básica de alimentos a precios inaccesibles para gran parte de los consumidores.

Justamente, en el texto se hace hincapié acerca de la necesidad de poner en práctica una “comercialización más directa” de la producción entre el consumidor y el emprendedor, la que beneficiaría a las partes que participan de la operación comercial.

“Para una mayor llegada a los consumidores y un aumento de la demanda, es necesario darle una frecuencia mayor a la oferta de productos de la Economía Social, por ese motivo el mercado funcionará con horarios de atención más amplios, que contemplen la posibilidad de acceso de una mayor cantidad de consumidores”, concluyó Chale.

Del Mercado Social podrán participar entidades sociales y solidarias, distribuidoras, cooperativas, asociaciones y productores locales, indistintamente de si están nucleados actualmente en Economía Social.

Comentarios