Policiales

Drama en Esperanza

Un joven chocó, mató, huyó y se fue a Miami

La Justicia descubrió que un estudiante de abogacía embistió con su auto y causó la muerte a otro conductor y no su padre, un policía retirado, quien había dicho que él iba al volante. Le imputaron homicidio culposo agravado. Puso caución de dos millones de pesos para seguir en libertad


Un esperancino de 22 años chocó al mando de un Peugeot 308 a un auto de la misma marca pero 505, a la altura del kilómetro 69 de la ruta provincial número 6. Fue el 14 de enero en horas de la noche. El conductor de este último vehículo, de 52 años, sufrió graves heridas y murió al día siguiente en el hospital José María Cullen de la capital provincial. El muchacho no solo abandonó a la víctima sino que cambió de lugar con su padre –un policía retirado–. La Fiscalía descubrió la maniobra del estudiante de abogacía y lo imputó este martes como autor del delito de homicidio culposo agravado (por haberse dado a la fuga y por no haber intentado socorrer a la víctima).

Los trascendidos en las redes sociales señalaron que el muchacho trocó el lugar con su padre porque estaba alcoholizado, ya que regresaba de una fiesta en el balneario Municipal de la ciudad de Esperanza. La medida imputativa recién se pudo realizar esta semana porque el muchacho y su padre se fueron a mediados de marzo a los Estados Unidos. El acusado transcurrirá el proceso penal en libertad, pero deberá ofrecer una caución personal de 2 millones de pesos y cumplir normas de conducta.

 

El caso

La investigación quedó a cargo de la fiscal de la circunscripción Santa Fe María Laura Urquiza. Los pesquisas determinaron que el 14 de enero, último pasadas las 21, el acusado Ramiro Daniel G., de 22 años, iba en su Peugeot 308 en dirección norte por la ruta 6 cuando embistió desde atrás a un Peugeot 505, conducido por Eduardo Daniel Wabek, a la altura de la ciudad de Esperanza. La víctima sufrió politraumatismos graves y fue trasladada al hospital José María Cullen donde al día siguiente los médicos informaron que había fallecido.

Tras las medidas ordenadas por la fiscal se describió que el imputado, luego de colisionar, se retiró del lugar y no intentó socorrer a Wabek. Además, llamó a su padre, identificado como Daniel Carlos G., un policía retirado que se desempeña como asesor de seguros, quien llegó al lugar del hecho en otro vehículo en el que el joven imputado se retiró de la escena.

“El padre intercambió la posición con su hijo para pretender asumir la responsabilidad del siniestro”, describió la fiscal para agregar que, “a pesar de esta maniobra fraudulenta realizada por padre e hijo para procurar la impunidad del joven, las diligencias realizadas en el marco de la investigación nos permitieron esclarecer cómo ocurrieron los hechos”.

Tras la exposición de la fiscal, el juez Sergio Carraro imputó este martes al joven de 22 años como autor del delito de homicidio culposo agravado –por haberse dado a la fuga y por no haber intentado socorrer a la víctima– en una audiencia realizada en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

El magistrado resolvió que el imputado –quien estará en libertad durante el proceso penal– deberá ofrecer una caución personal de dos millones de pesos, medida que deberá ser implementada en el transcurso de la próxima semana. Además, se le impuso una prohibición de salir del país y se dispuso su inhabilitación provisoria para conducir automóviles hasta tanto se resuelva su situación procesal.

Esta medida se implementó luego de que la Fiscalía debiera esperar un mes para volver a citar al joven debido a que el 22 de marzo abandonó el país rumbo a Estados Unidos. La fiscal explicó que “se fue del país 15 días sin informarlo”. En las redes sociales, allegados a la víctima denunciaron que la familia del imputado había viajado a Miami para ver el Master 1000 de tenis.

La familia de Wabek se presentó como querellante y coincidió con la Fiscalía que “al momento de solicitar la imposición de una pena van a solicitar que sea de cumplimiento efectivo” atento a la “despreciable conducta” demostrada por el conductor que “sólo se preocupó por salvarse”.

Si te gustó esta nota, compartila