Espectáculos

Estreno de cine

Un homenaje a Pedro Almodóvar

Se conoce en la ciudad el corto “El Drac de Miuka”, del realizador rosarino, radicado en Barcelona, Enzo Monzón, protagonizado por Omar Serra y Sebastián Tiscornia


Diseccionar con una ficción las poéticas y temáticas ya existentes en la obra de otro realizador es lo que ofrece el cortometraje El Drac de Miuka, del cineasta, director teatral y fotógrafo rosarino radicado en Barcelona, Enzo Monzón, que esta noche tendrá su esperado estreno en la ciudad en el marco del segmento “Reencuadres” que propone El Cairo Cine Público.

A mitad de camino entre la lógica propia y el homenaje, en el corto, Miuka, recreado por el actor, director y maestro de actores Omar Serra, ve por internet la primera exposición fotográfica de Pedro Almodóvar en La Fresh Gallery de Madrid. Ella, Miuka, vive en la Argentina, y es una admiradora de su obra. De hecho, se hace fotógrafa para estar conectada con su ídolo. Por otro lado, Drac, personaje que lleva adelante el actor Sebastián Tiscornia, es su asistente, su compañero de vida, su familia. Juntos disparan, en el contexto de un espacio profuso y poético, una multiplicidad de sentidos que van de lo kitsch al absurdo.

De aquí y de allá
Foto Ana Stutz.

Enzo Monzón es un artista nómade. Aunque nació en Rosario hace 45 años, en abril se cumplieron diez desde que se mudó a Barcelona, ciudad desde la cual se proyecta a partir de su propuesta y donde Rosario siempre vuelve a ser un destino. “Vuelvo un par de veces al año, en agosto y diciembre; acá puedo hacer cosas que, en términos artísticos, quizás no podría hacer en Barcelona, y en Europa puedo vivir de mi trabajo como realizador”, dijo a El Ciudadano durante el último verano, cuando pasó por la ciudad para rodar precisamente El Drac de Miuka en unas pocas jornadas, en la casa-sala teatral-espacio de experimentación de Omar Serra, uno de sus maestros en el campo teatral.

Monzón, de quien se recuerdan verdaderas proezas estéticas-audiovisuales como El Castillo Meredith o Karla, de finales de los años 90 y comienzos del siglo XXI, o en teatro, su polémica obra Dark Room de unos años más tarde, buscó con su corto homenajear a su admirado Pedro Almodóvar. Así, entre lo kitsch y una especie de osadía de tono naíf, la producción artística de Monzón abreva en diversas corrientes, pero sin duda, encuentra en el cine de Almodóvar una gran fuerte de inspiración. “Yo por él estudié cine, y por Omar (Serra) me interesé por el teatro”, dijo. Y pareciera que este corto, invitado a una serie de encuentros internacionales, buscara unir esos dos mundos que sin duda tienen mucho en común.

“Drac es dragón en catalán, ahí aparece cierta influencia porque estoy viviendo en Barcelona hace tiempo, y además el corto tiene textos donde el protagonista se olvida de quién es y empieza a hablar en catalán cuando despierta. Y también por el origen de Omar, cuyos abuelos eran catalanes. Y me gustaba Miuka como nombre, sólo por eso. Quería hacer algo más pastel, algo al estilo de lo que hago en España con Les Ghordettes, que es un grupo de actores transformistas de Barcelona que salen montados a la calle e improvisan; después, la magia, la encuentro a partir de la edición. Lo mismo me pasó con este corto: armé el texto literario del guión, y después, cuando filmé, en el rodaje fui armando las tomas en la medida que iban saliendo, y quizás la cosa terminó en otro tono”, dijo Monzón acerca de la génesis de El Drac de Miuka.

Y completó: “Almodóvar ha sido siempre una inspiración para mí, sobre todo por su mirada acerca de la homosexualidad y la transexualidad; ver desde chico a las travestis y las Drag Queens en él fue una inspiración, pero también lo fueron las películas de John Waters, Gus Van Sant, Jim Jarmusch, Greenaway y Pasolini, que son los creadores y directores a los que admiro; lo que me atrapa de ellos es que pude ver historias que no había visto nunca”.

El recorrido

El Drac de Miuka ya tuvo una función privada en Barcelona, en el Zumzeig Cinema, que es el primer cine cooperativo de Cataluña. “Fue una función para los amigos, conocidos y contactos profesionales de Barcelona, con muy buena repercusión, porque todos pedían más”, recordó Monzón, quien también destacó que la película tiene a la fecha cinco festivales confirmados. “En este momento, participa del 8° Festival Internacional de Cortometrajes Cine de la Culata, que tiene lugar en la sede de la Alianza Francesa de Guayaquil, Ecuador; también está invitado a participar de la 25ª edición del Festival Latinoamericano de Cine de Rosario, la primera quincena de septiembre; luego está en la grilla de la Tercera Muestra de Cine Queer cuya fecha de proyección es el 12 de septiembre, en Bucaramanga, Colombia, y después estará dentro de la 9ª Muestra de Otro Cine, del 19 al 23 de septiembre, en San Nicolás, al tiempo que también está pedido por un festival que se realiza en México, con fecha a confirmar”.

Para agendar

El Drac de Miuka, cortometraje de 9 minutos, se verá el viernes, desde las 20.30, en El Cairo Cine Público, de Santa Fe 1120, con entrada gratuita. El material no es recomendado para menores de 18 años, y contará con la presencia del director, los actores y la presentación del periodista Diego Fiori.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios