Ciudad

Carpooling femenino

Un grupo invita a compartir viajes entre mujeres

“Amiga, hermana, viajamos juntas” reúne a conductoras y pasajeras que van al mismo destino. La idea surgió por la desconfianza que muchas veces genera ir con hombres. La iniciativa ya suma 11 mil usuarias.


 

Ledy López es usuaria de carpooling y el año pasado le sugirió a una amiga que comparta un viaje en auto con desconocidos para abaratar costos de combustible y peaje. Pero a la chica no le convencía  mucho la idea de ir con varones, y dijo que no. López, que ya integraba un grupo exclusivo de mujeres en Chile, vio la oportunidad. Creó un grupo en Facebook en Argentina y sumó amigas y conocidas de Rosario. Hoy son más de 11 mil usuarias, entre conductoras y pasajeras de todo el país, que publican el trayecto a compartir y coordinan con quién hacerlo. En redes sociales el grupo es “Amiga, hermana: viajamos juntas?”. La movida abre la puerta a que las usuarias que se sientan en una situación de vulnerabilidad puedan pedir en el instante un viaje. En diálogo con <El Ciudadano< López contó que ahora quiere superar la virtualidad y convertirla en una verdadera red de mujeres solidarias.

 

Juntas

“Busco viaje de Rosario a Buenos Aires para el jueves. Los mates se me lavan, pero cuento altos chistes”, publicó una usuaria del grupo en Facebook que funciona con la lógica del carpooling, pero con la particularidad que es exclusivo para mujeres: la conductora publica el trayecto a recorrer y calcula, según el modelo del auto y la cantidad de kilómetros, el gasto de combustible y peaje.

Las pasajeras interesadas se sumarán poniendo ciudad de origen y el destino.

La idea principal del carpooling femenino es ahorrar, llegar más rápido y estar acompañadas.

El grupo está integrado por mujeres de todas las edades y apunta a trabajadoras y estudiantes universitarias.

“No imaginé la repercusión que iba a tener. Me parece copado viajar en grupo porque disminuís el tráfico en las rutas. Vas conversando, compartís mate y acortas el viaje”, contó a este medio la creadora del grupo.

 

Red de contención

Además del viaje, las usuarias de Facebook comparten información sobre caminatas o espectáculos gratuitos para mujeres.

También lo usan como una red solidaria donde pedir ayuda. “Si alguna chica está sola en una esquina o queda varada en la ruta, vamos a socorrerla. Ya acompañamos a varias chicas. Una usuaria sufría violencia en la casa, necesitaba salir y volver a su ciudad natal. Entre todas organizaron el viaje y la llevaron”, contó López.

“Desde chica la sociedad nos genera un miedo a salir solas a la calle. El patriarcado busca generar discordia y rivalidades entre las mujeres. Tenemos que unirnos para generar una acción conjunta, sin depender de un hombre que nos ayude a movilizarnos. Si nos cuidamos entre todas, no va a pasarnos nada”, concluyó la chilena.

 

Ellas se eligen (Nota de opinión)

Contra el estereotipo machista que pesa sobre las mujeres al volante, el carpooling femenino muestra que las chicas prefieren viajar con otras conductoras porque se sienten más seguras y cómodas.

La creciente demanda de viajes para la aplicación de celulares She Taxi es otro ejemplo. El sistema nació a fines de 2016 con dos conductoras y hoy cuenta con 100 choferas en el plantel que hacen alrededor de 500 viajes diarios.

En menos de dos años sumaron 30 mil usuarios en Rosario, de los cuales el 90 por ciento son mujeres. El pico de uso es en el turno noche. Según She Taxi, las chicas las prefieren porque las conductoras las esperan en la puerta de la casa hasta que entren. También señalan que se sienten más seguras al tener a una mujer como pasajera.
Las dos propuestas son ejemplos de cómo la sororidad, un término feminista que resonó mucho en los últimos meses, puede ponerse en práctica.

El concepto significa hermandad entre mujeres. Solidaridad. Red de contención. El carpooling femenino nació para hacer sentir más seguras a las mujeres cuando están juntas y se ayudan.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios